Bajo “ciertas condiciones”, Qatar autorizará la venta de cerveza durante los partidos del Mundial 2022

·2 min de lectura
© Mustafa Abumunes, AFP

La venta de cerveza se permitirá bajo ciertas condiciones a las personas que asistan a los partidos de la Copa Mundial de la FIFA en Qatar, según dijo una fuente familiarizada con el asunto. El país musulmán tiene estrictas leyes que prohíben el consumo y la venta de alcohol, no obstante, empresas patrocinadoras habían solicitado relajar las medidas mientras se disputa el Mundial de Fútbol.

Qatar permitirá comprar cerveza bajo “ciertas condiciones” a las personas que asistan a los partidos de fútbol de la Copa Mundial, la cual será disputada desde el 20 de noviembre hasta el 18 de diciembre de este año.

Los fanáticos que adquieran sus boletos podrán comprar cerveza con alcohol tres horas antes de cada juego, durante los partidos y una hora después de que los árbitros den por terminados los encuentros.

Es la primera vez que la Copa del Mundo se celebrará en un país musulmán, donde la venta de alcohol está estrictamente controlada, lo que supone un gran desafío para sus organizadores. Gran parte del evento será patrocinado por una importante marca de cerveza.

“Se podrá comprar cervezas en cuanto se abran las puertas, tres horas antes del inicio del partido. Cualquiera que desee comprar una cerveza podrá hacerlo. Los aficionados también podrán comprarlas durante la hora tras el pitido final”, explicó la fuente.

Una Copa del Mundo patrocinada por Budweiser

Budweiser es uno de los mayores patrocinadores de la Copa del Mundo y, con este nuevo anuncio, podrá vender cerveza en parte de la "zona de fans", ubicada en el centro de Doha. Según indicó la fuente, la venta se podrá realizar todos los días durante el torneo, entre las 18 horas y la 1 de la mañana.

En Copas del Mundo anteriores, la cerveza se servía todo el día en las "zonas de aficionados".

El precio al que se venderán las cervezas aún está bajo consideración, dijo la fuente.

Aunque el alcohol no está completamente prohibido en Qatar, su consumo en lugares públicos está totalmente restringido. Los viajeros no pueden ingresar al país si llevan alcohol, incluso si lo han comprado en las tiendas libres de impuestos del aeropuerto.

Tampoco pueden obtener alcohol de las tiendas especializadas en los suburbios de Doha, donde solo los residentes extranjeros con permisos pueden comprarlo.

Los turistas que vayan a Qatar pueden comprar alcohol, sin embargo, para que los hoteles y clubes lo vendan, deben tener una licencia que los autorice, lo cual eleva los precios. Una pinta de cerveza puede costar hasta 18 dólares en estos establecimientos.

Con Reuters