¿Pueden cientos de tuiteros resolver un asesinato?: así se cerró el crimen de la etiqueta naranja

. (Photo: NurPhoto via NurPhoto via Getty Images)
. (Photo: NurPhoto via NurPhoto via Getty Images)

. (Photo: NurPhoto via NurPhoto via Getty Images)

La colaboración de cientos de tuiteros ha sido clave para detener a las nueve personas implicadas en el homicidio, hace un año, de un hombre en su domicilio de Madrid, donde los presuntos autores se dejaron una etiqueta de color naranja procedente de un bazar chino en el que habían comprado guantes de látex, cinta americana y bridas para amordazar a la víctima.

Este jueves, la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha dado cuenta de la resolución de este crimen y la detención de las nueve personas que a finales de noviembre de 2021 planificaron asaltar el piso de un hombre para robarle la caja fuerte.

Le amordazaron, maniataron y torturaron causándole la muerte, según detalla la Policía Nacional, cuyo cadáver halló el 28 de noviembre de 2021 al ser alertada por familiares que no podían acceder al piso al estar la puerta cerrada por dentro, por lo que fue necesario la intervención de un cerrajero.

Una vez en el interior de la vivienda, situada en la calle de Sierra Toledana, en el distrito de Puente de Vallecas, los agentes localizaron el cadáver semidesnudo y con signos de haber sido golpeado, por lo que se hizo cargo de la investigación el Grupo V de Homicidios de Madrid.

Los agentes determinaron que los autores planificaron el asalto a sabiendas de que la víctima estaba en su casa. Querían que les dijera la clave de la caja fuerte, si bien ante la negativa del hombre a facilitarles la combinación, los asaltantes emplearon cuchillos de cocina para llevarse la caja sin abrir.

La pista de la etiqueta

En la inspección ocular, los agentes encontraron una etiqueta de color naranja en la que se podía leer en letras mayúsculas “SÚPER BAZAR” y el precio de 1,80 euros. Los investigadores sospecharon que podía corresponder a la tienda donde los asaltantes habían comprado guantes de látex y cinta americana.

Comenzaron entonces a inspeccionar establecimientos de la zona e, incluso de otros distritos, pero las gestiones no tuvieron éxito hasta que días después los responsables de la investigación decidieron pedir la colaboración ciudadana a través de la cuenta de Twitter de la Policía, con 3.757.551 seguidores.

″¿Sabes de qué comercio de la Comunidad de Madrid puede ser esta etiqueta?”, preguntaban el 2 diciembre en su perfil. “Solicita a quien tenga información sobre ello que se comuniquen por correo a la dirección madrid.colabora@policia.es”.

Esa misma tarde, ha revelado este jueves también la Policía en Twitter, los agentes encontraron el lugar, un establecimiento en el municipio madrileño de Parla, gracias a los mensajes recibidos que fueron analizaron en tiempo récord.

Detenidos dos familiares de la víctima

Después de casi un año de investigaciones, la Policía da por esclarecido el homicidio en el que estuvieron implicados siete hombres y dos mujeres, entre los que figuran dos familiares directos de la víctima.

Las detenciones se practicaron en tres fases: el 2 y 14 de junio y el 7 de julio de 2022. A seis de ellos se les considera partícipes de un delito de homicidio, robo con violencia, detención ilegal y pertenencia a grupo criminal, mientras que los otros tres arrestados son presuntos responsables de los delitos de robo con fuerza y pertenencia a grupo criminal.

Asimismo, se efectuaron dos registros simultáneos en la localidad de Azuqueca de Henares (Guadalajara), donde fueron intervenidos dispositivos electrónicos, diversa sustancia estupefaciente y un arma de aire comprimido, además de producirse las detenciones de los principales investigados. Tras pasar a disposición de la autoridad judicial, se decretó el ingreso en prisión provisional de todos ellos.

¡@policia!

No es la primera vez que la Policía Nacional pide colaboración ciudadana y obtiene respuesta eficaz a través de sus redes sociales para tratar de avanzar en alguna investigación.

Hace apenas una semana, los agentes daban por identificado en una prisión rusa a un asesino en serie, autor de dos homicidios y otro en grado de tentativa perpetrados en 2020 en la provincia de Alicante.

Para su localización resultó clave la difusión a la ciudadanía, el pasado junio, de unas imágenes captadas por una cámara cuando el hombre huía de su intento de asesinato.

En apenas tres horas @policia encontró en enero la vivienda a la que pertenecían tres fotografías de una habitación de una niña que podía estar siendo víctima de abusos.

En 2018, por ejemplo, difundieron una llamada anónima a la Cruz Roja de Madrid que resultó ser clave para esclarecer el crimen de un anciano de 81 años que murió asfixiado tras ser maniatado y amordazado el 4 de febrero de 2017 en Santander.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR