Cientos de personas exigen frente al Capitolio un mayor control de las armas en Estados Unidos

·2 min de lectura

Protestas frente al Congreso de Estados Unidos para exigir un mayor control de las armas. Todavía conmovidos por los dos tiroteos masivos de Texas y Búfalo que han sacudido en apenas diez días. Cientos de personas han pedido a los legisladores que hagan algo de una vez por todas para acabar con este tipo de tragedias.

La senadora del Partido Demócrata, Kirsten Gillibrand, ha destacado: "Es una vergüenza que el Congreso no pueda en este país superar la codicia y la corrupción del grupo de presión de la industria armamentística. Es una vergüenza que no puedan enfrentarse a la Asociación Nacional del Rifle y a los que quieren proporcionar armas a cualquiera en cualquier momento y por cualquier motivo".

Palabras que poco consuelan a las familias de los 19 niños y dos maestras asesinados a tiros en Uvalde. En este pueblo de Texas que está de luto, pocos entienden que un joven de 18 años, la edad que tenía el asesino, pueda comprar armas de guerra sin ningún tipo de control.

Los demócratas y los republicanos dedicaron este miércoles en el Congreso de EE.UU. palabras al tiroteo, pero escenificaron sus diferencias abismales sobre el control de las armas de fuego, que impiden una mayor regulación.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, fue muy directo en una intervención en el pleno de la cámara sobre la necesidad de establecer controles a las armas de fuego y culpó a los republicanos de bloquear cualquier iniciativa al respecto.

Sus palabras fueron completamente ignoradas por el jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, quien se encomendó a lamentar la pérdida de vidas en la escuela de Texas, sin vincularlo a las armas de fuego.

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha reclamado en varias ocasiones al Senado que refuerce el control de las armas de fuego, pero es prácticamente imposible que cualquier iniciativa salga adelante en la cámara, ya que los demócratas tienen una mayoría tan ajustada que necesitarían convencer a al menos diez republicanos para aprobarlas.

Notablemente enfadado, Schumer se quejó este miércoles de que "la epidemia de armas en EEUU" sea inigualable a otros países: "Ningún estadounidense está a salvo de ella y el pueblo de EE.UU. está cansado de eso", subrayó.

"Pero también tenemos un problema, un gran problema, aquí en el Senado de EE.UU., que es simple: demasiados miembros de la otra bancada están desconectados del sufrimiento de los estadounidenses", afirmó Schumer.

El dirigente demócrata acusó a los republicanos de preocuparse más de complacer a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) que de "las familias que lloran a las víctimas de la violencia con armas de fuego".

Schumer apeló a la empatía de los conservadores para que actúen con el fin de establecer mayores controles sobre las armas de fuego.

"Cuando ayer leí las noticias del tiroteo, me dolió por las familias y luego pensé '¿Y si fuera uno de mis hijos?", dijo el demócrata, que acto seguido interpeló a los republicanos sobre cómo se sentirían si les pasara a ellos.

"Pónganse en la piel de esos padres -agregó-, puede que el pensamiento de ponerse en la piel de esos padres en vez de en los brazos de la NRA podría permitirles liberarse de las garras de la NRA".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente