Cientos de personas dan el último adiós a la hija sucesora de Roberto Verino

·1 min de lectura

Verín (Ourense), 4 ago (EFE).- Cientos de personas han dado este jueves el último adiós a Cristina Mariño, hija del diseñador de moda oberto Verino y nombrada sucesora hace menos de un año, tras fallecer el pasado domingo a consecuencia de una leucemia que le había sido detectada hace unos meses.

Después del tanatorio, este jueves tuvo lugar una misa en la iglesia parroquial Santa María la Mayor de Verín, a la que acudió una multitud para despedirse de la empresaria, de 52 años.

Entre los asistentes se pudo ver al propio Verino y al resto de la familia. También estuvo el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el conselleiro de Economía, Francisco Conde, entre otras autoridades.

Cristina Mariño había relevado en agosto de 2021 a su padre al frente de la empresa como directora de Marca, aunque el diseñador seguía ejerciendo como responsable creativo y la parte ejecutiva estaba a cargo de Dora Casal.

Cristina Mariño ejerció su carrera profesional durante 25 años en la empresa familiar creada hace 40 por Roberto Mariño Fernández, conocido como Roberto Verino por ser natural de la localidad de Verín.

Pasó por varios departamentos hasta alcanzar, en la década de los 90, el puesto de directora de Marketing, aunque siempre estuvo en un plano discreto. El año pasado, fue nombrada directora de Marca de Roberto Verino días después de que la firma presentara la colección "Caminae", en agosto de 2021.

La firma celebraba este año sus cuarenta años de historia y, con ese motivo, había organizado varias exposiciones.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente