Cientos de detenidos tras una ola de saqueos a comercios en el oeste de Venezuela

1 / 3
Detalle de los daños de un local en el centro comercial Ciudad Chinita este jueves, luego de los saqueos del 11 de marzo, en Maracaibo (Venezuela). EFE

Caracas, 14 mar (EFE).- Alrededor de 570 personas han sido detenidas en el estado Zulia, en el oeste de Venezuela, por una ola de saqueos contra al menos 350 establecimientos que comenzó el domingo, en medio del fallo eléctrico que afectó a casi todo el país.

Una fuente del gobierno de esa región rica en petróleo dijo a Efe que el total de arrestos subió en las últimas 24 horas de 377 a 570, aunque hasta ahora las autoridades no han ofrecido un balance de heridos.

Ricardo Acosta, portavoz en Zulia de Fedecámaras, la principal patronal del país, aseguró a Efe que los saqueos se registraron en al menos cuatro municipios del estado y se concentraron en su capital, Maracaibo.

Solo en esa ciudad, explicó, más de 300 empresas fueron objeto de la acción de grupos violentos especialmente durante el lunes cuando las turbas fueron superiores en número frente a las fuerzas del orden.

Los saqueos incluyeron robos a panaderías, ferreterías, supermercados, tiendas de ropa y calzado, farmacias, joyerías, tiendas de muebles, ópticas y centros comerciales.

"Son pérdidas que van desde las mercancías, los materiales de oficina, equipos de trabajo y daños a las estructuras del mobiliario de las empresas", dijo Acosta.

El primer vicepresidente de Fedecámaras destacó que ayer se empezó a ver un "poco más de presencia policial y militar en la calle lo que no había los días anteriores", coincidiendo con el anuncio hecho por el gobernador, Omar Prieto, sobre el despliegue de 200 funcionarios adicionales en Zulia.

El presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo, Fergus Walshe, señaló la falta de patrullaje como agravante de la situación de saqueos, al destacar la "brutalidad" con que atacaron incluso un hotel en el que se robaron lavamanos, inodoros y hasta el cableado eléctrico.

Medios locales y portavoces gremiales aseguran que más de una decena de personas sufrieron lesiones durante los saqueos.

El alcalde de Maracaibo, el chavista Willy Casanova, ha condenado lo que considera acciones "terroristas" y reconoció en su cuenta en la red social Twitter que sólo en pequeños puntos que se generaron de manera simultánea "no pudimos actuar con la contundencia necesaria".

El fallo eléctrico que comenzó el jueves fue el más prolongado en el historial de apagones de Venezuela y se debió, según el Gobierno de Nicolás Maduro, a un sabotaje perpetrado por la oposición local y la Administración de Estados Unidos.