Científicos descubren un arrecife de coral gigante de aguas profundas frente a la costa atlántica

The deep-sea submersible Alvin is launched from R/V Atlantis off the coast of Delaware on Monday. A research team has planned 12 dives over the next two weeks to explore and study deep ocean ecosystems off the southeast coast. (Chris D'Angelo/HuffPost)
El lunes, el R/V Atlantis lanzó el sumergible de gran profundidad Alvin en la costa de Delaware. El equipo de investigación ha planificado 12 inmersiones en las próximas dos semanas para explorar y estudiar los ecosistemas oceánicos profundos de la costa sureste. (Chris D’Angelo/HuffPost)

El OCÉANO ATLÁNTICO – La semana pasada, cuando el barco de investigación Atlantis salió al mar desde Woods Hole, en Massachusetts, el científico jefe de la expedición Erik Cordes predijo que el equipo haría un descubrimiento nunca visto. Su predicción no tardó en hacerse realidad.

A unos 295 kilómetros de la costa de Charleston, en Carolina del Sur, a casi un kilómetro bajo la superficie del océano, descubrieron un denso bosque de corales de agua fría. Basándose en sus observaciones y un reciente mapeo por sonar del fondo oceánico, los investigadores estiman que el arrecife se extiende al menos por 157 kilómetros.

“Es enorme”, dijo Cordes. “Es increíble que haya permanecido oculto durante tanto tiempo en la costa este de Estados Unidos”.

La existencia del arrecife se confirmó durante un par de inmersiones que se realizaron esta semana como parte de una expedición de quince días que tiene como objetivo explorar cañones desconocidos, escapes de gas y ecosistemas de coral frente a la costa atlántica. El descubrimiento sienta sus orígenes en una investigación realizada este verano por científicos que trabajan a bordo del Okeanos Explorer, un barco de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

 Deep-sea ecologist Erik Cordes, chief scientist of project Deep Search, unloads corals from a submersible aboard the research vessel Atlantis on Thursday. A team of scientists is currently exploring uncharted canyons, gas seeps and coral ecosystems off the Atlantic coast. (Chris DAngelo/HuffPost)
El ecólogo de fondos marinos Erik Cordes, científico jefe del proyecto “Deep Search” (“Búsqueda Profunda” en castellano), descarga los corales de un sumergible a bordo del buque de investigación Atlantis, el jueves. El equipo de científicos está explorando cañones desconocidos, escapes de gas y ecosistemas de coral frente a la costa atlántica. (Chris DAngelo/HuffPost)

El jueves por la mañana, mientras Cordes se preparaba para subir a bordo al famoso sumergible de gran profundidad Alvin, dijo que estaba emocionado por la posibilidad de echar un vistazo a un sitio llamado Richardson Ridge. No sabía qué encontraría, pero esperaba hallar y recolectar corales. Siete horas más tarde, Cordes, la científica de corales Cathy McFadden y el capitán del Alvin, Bruce Strickrott, regresaron a la superficie con la parte frontal del sumergible cargado con Lophelia pertusa, una especie de coral pedregoso, así como otros corales duros y blandos.

Cordes, ecólogo de fondo marino y profesor de la Universidad del Temple, catalogó el ecosistema como “increíble”, muy diferente a todo lo que se conoce. Ha trabajado mucho en el Golfo de México, donde la Lophelia también es común. Sin embargo, a diferencia del Golfo, encontrar colonias en esta parte del Atlántico fue muy fácil.

“Hay montañas de corales”, dijo Cordes mientras un equipo aseguraba a Alvin en la cubierta del barco. “No hay ni un sitio que no tenga corales”.

Este verano, los científicos a bordo de Okeanos mapearon cientos de montículos de aguas profundas y encontraron corales a aproximadamente 30 kilómetros al sureste de los sitios de buceo más recientes. Cordes y su equipo confirmaron que los montículos mapeados por Okeanos están llenos de corales.

Esto echa por tierra la imagen mental que tenía sobre cómo se ven los corales en esta zona. Sandra Brooke, ecologista de coral en la Universidad Estatal de Florida

Los corales vivos están creciendo sobre gigantescos montículos de escombros, formados por los restos de esqueletos de las colonias de coral que han crecido en la zona durante milenios. Cordes espera que estas estructuras de coral del Atlántico tengan cientos de miles de años.

Sandra Brooke, ecologista de corales de la Universidad Estatal de Florida, se encontraba entre los miembros del equipo de investigación que llegaron el viernes a un sitio a unos tres kilómetros de la zona de estudio del jueves. Allí encontraron más de lo mismo: Lophelia, un próspero manto blanco de Lophelia que cubría el fondo del mar en todas las direcciones. Brooke le dijo al HuffPost que encontrar tantos corales vivos a esta profundidad y tan lejos de la costa fue una sorpresa “increíble”.

“Esto echa por tierra la imagen mental que tenía sobre cómo se ven los corales en esta zona”, dijo.

Different species of corals sit in tanks aboard the R/V Atlantis on Saturday.  (Chris DAngelo/HuffPost)
Diferentes especies de corales en peceras a bordo del R/V Atlantis, el sábado. (Chris DAngelo/HuffPost)

El proyecto en curso, llamado “Deep Search”, se desarrolla mientras la administración Trump propone un plan de perforación en alta mar que, de aprobarse, abriría a la exploración petrolera grandes extensiones de los océanos Atlántico, Ártico y Pacífico.

Cordes dijo que el objetivo de la expedición, financiada por la Oficina de Gestión de la Energía Oceánica y el Servicio Geológico de Estados Unidos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, es identificar y salvaguardar hábitats sensibles en una franja del océano que permanece en gran parte inexplorada. Durante la última semana, el equipo de científicos ha trabajado hasta altas horas de la noche realizando experimentos, preservando corales y otras especies para futuras pruebas, así como analizando muestras de lodo y agua.

El sábado, Cordes dijo que este complejo y diverso hábitat de coral debe protegerse del desarrollo petrolífero y de gas. Además, está seguro que resulta fundamental para la pesca a nivel regional. Durante la expedición del jueves, las cámaras del Alvin capturaron imágenes de un gran pez espada cruzando sobre un campo de corales Lophelia.

Scientists aboard the research ship Atlantis have discovered a dense coral reef off the coast of South Carolina. This picture was taken Friday by cameras mounted on the deep-sea submersible Alvin.  (Woods Hole Oceanographic Institution)
Científicos a bordo del barco de investigación Atlantis descubrieron un denso arrecife de coral en la costa de Carolina del Sur. Esta foto fue tomada el viernes por cámaras del sumergible de gran profundidad Alvin. (Institución Oceanográfica Woods Hole)

“Está clarísimo”, dijo Cordes. “Existe una razón por la que están ahí abajo”.

Cordes dice que piensa publicar un artículo sobre el descubrimiento del equipo. Los 157 kilómetros de arrecife que identificó su equipo incluyen el hábitat de coral hallado por científicos a bordo del Okeanos.

El periodista de HuffPost, Chris D’Angelo, se mantendrá informando desde el R/V Atlantis hasta el 3 de septiembre.

Chris D’Angelo