Científicos creen haber resuelto el misterio de la "Gran Discordancia" en la corteza de la Tierra

Habrá quien sienta la tentación de pensar que la geología es una ciencia aburrida que consiste “simplemente” en observar rocas. Nada más lejos de la verdad, la geología es en realidad una manera ideal y fascinante de enfrentarse a los misterios del tiempo. Y es que los eones dejan su huella en las rocas, aunque no podemos “leer” todas las páginas del libro escrito por el tiempo al observar el registro geológico, ya que aquí y allá hay huecos en blanco desaparecidos a causa de la erosión o a la ausencia de sedimentos durante períodos prolongados. A estos espacios en blanco se les conoce en geología como discordancias y os puedo asegurar que su estudio levanta pasiones.

El registro geológico global cuenta con innumerables ejemplos de discordancia, la mayoría de las cuales son menores comparativamente. En otros lugares en cambio, aparecen grandes discordancias, tal y como se observa en el Gran Cañón del Colorado, donde en algunas áreas – como en Blacktail Canyon – pueden observarse tapetes de arenisca del período Cámbrico temprano (de hace 540 millones de años) y dispuestos horizontalmente, descansando directamente sobre esquisto de Vishny dispuesto en láminas verticales datado en el Proterozoico temprano (de hace 2500 millones de años). ¿Qué sucedió entre ambos?

Detalle de la Gran Discordancia observada en el Cañón del Colorado. (Crédito imagen: Wikipedia).

Durante más de un siglo, los geólogos han observado con perplejidad este salto temporal enorme en el registro geológico al que simplemente llaman “la Gran Discordancia”, para el que simplemente no encontraban explicación. Aquí y allá, por todo el planeta, parecían faltar enormes porciones de corteza (o lo que es lo mismo, de “tiempo”) cuya desaparición no lograban entender… hasta ahora.

Si sois aficionados a la ciencia, es probable que hayáis oído hablar de ciertos episodios de glaciación global que sucedieron precisamente durante el Proterozoico (tanto en el Paleoproterozoico como durante el Neoproterozoico). Existe una teoría que explica que el nivel de glaciación fue tal que todo el planeta, incluido su ecuador, se cubrió completamente de hielo, formando una enorme bola de nieve.

Representación artística de la Tierra durante un episodio bola de nieve. (Crédito: NASA Astrobiology Institute).

Bien, pues según un trabajo recientemente publicado en PNAS por un equipo de científicos liderado por el doctor Brenhin Keller del Centro Berkeley de Geocronología, estos episodios de bola de nieve que atravesó el planeta durante el proterozoico, con la enorme escala de la erosión que provocaron, pueden explicar a donde se fue esa gigantesca cantidad de material precámbrico que falta en el registro geológico, y hablamos de 1.000 millones de kilómetros cúbicos de material rocoso (o de “tiempo”) desaparecido.

Para probar su teoría del enorme episodio de erosión provocado por el hielo que cubrió todo el planeta, “lavando a la piedra” la superficie de nuestro planeta y arrastrando todo ese material arrancado hacia el fondo del mar, el equipo de Keller ha presentrado evidencias basadas en la presencia de cristales de la época que poseen isótopos de hafnio y oxígeno compatibles con procesos de erosión sobre rocas viejas y su posterior depósito a bajas temperaturas. Ello podría explicar además porque podemos contemplar tantos cráteres de impacto de hace menos de 700 millones de años, y solo dos más antiguos.

En opinión de los autores, la Tierra vivió glaciaciones tan dramáticas hace entre 717 y 580 millones de años, que las montañas de hielo acumuladas podrían ser más altas que los mayores rascacielos del mundo. Estas enormes masas de hielo en movimiento, erosionaron la superficie del planeta con tanta fuerza que literalmente “borraron” las capas de roca sedimentaria procedentes de eras anteriores, moviéndolas hacia el mar. Algo que por otro lado es consistente con lo que se observa hoy en día en Groenlandia.

De ser cierta la teoría propuesta por el equipo de Keller, no solo habrían encontrado respuesta al misterio de la Gran Discordancia, sino que de paso habrían dado un gran apoyo a otra teoría – biológica en este caso – que sostiene que la aparición de los primeros animales poco después de los episodios Tierra bola de nieve no fue casual, sino que se basó en las condiciones ideales creadas por el aporte de nutrientes al océano generado por la erosión, lo cual permitió que sobrevivieran formas de vida más complejas.

Me enteré leyendo IFLScience