Encuentran por fin relación entre la orientación sexual de una persona y sus genes

WTB

¿La homosexualidad tiene un origen genético o por el contrario se desarrolla por circnstancias vitales? La discusión herencia vs ambiente, que enfrenta a científicos de todo el mundo, se vive con especial crudeza en el asunto de la sexualidad humana. Los defensores de la primer teoría argumentan que los gays y lesbianas vienen al mundo programados para desear a personas de su mismo sexo, mientras que los del segundo argumentan que todos nacemos iguales en este aspecto, y solo las vivencias de cada uno van encaminando el despertar sexual para un lado a otro.

En el fondo, existe un debate mucho más controvertido. Los defensores de la genética niegan que una persona pueda ser reeducada en sus gustos sexuales, ya que están en su misma naturaleza, mientras que los defienden que la educación ha marcado sus preferencias aseguran que éstas pueden ser modificadas mediante tratamientos, postura defendida por la iglesia católica.

Una pareja durante el desfile del Orgullo Gay en Sao Paulo, Brasil, el 7 de junio de 2015



Pues bien, lo que era un motivo de intenso debate debería dejar de serlo. Porque científicos norteamericanos han descubierto que la orientación sexual, al menos en los hombres, está fuertemente influida por la genética, aunque también hay que señalar una cierta importancia del aprendizaje.

Así lo han demostrado un estudio llevado a cabo por genetistas de la Universidad de California que han descubierto una serie de marcas en el ADN que pueden predecir con un 67% de éxito si una persona es homosexual o no. 



Estudio con gemelos
Para llegar a este hallazgo, los genetistas estudiaron a un grupo de 37 gemelos idénticos en los que solo uno de los hermanos era gay. En los gemelos idénticos, las dos personas comparten el mismo ADN, pero su carga genética se diferencia en las denominadas ‘marcas epigenéticas’, unas etiquetas químicas o protéicas que marcan la conducta del gen al que están adheridas. Estas marcas son de origen genético, pero se van desarrollando a lo largo de la vida de los organismos, basándose en la interacción del sujeto con el entorno.

Los científicos californianos encontraron hasta cinco marcas epigenéticas que estaban presentes en la gran mayoría de los participantes homosexuales en el estudio, y que no estaban en los heterosexuales.

Los investigadores han analizado los resultados y han creado un algoritmo capza de predecir la homosexualidad en un estudio genético, y con un porcentaje de éxito del 67%, en lo que constituye la invención del primer biomarcador predictivo sobre la homosexualidad, como las que ya existen para predecir otro tipo de situaciones, como enfermedades o el color de los ojos.