Científicos españoles identifican marcadores que influyen en el envejecimiento prematuro

ESTUDIO PUBLICADO EN 'MOLECULAR AND CELLULAR PROTEOMICS'

CIUDAD REAL/OVIEDO, 21 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) han identificado marcadores que influyen en el envejecimiento prematuro, en un estudio coordinado con las universidades de Oviedo y Córdoba y publicado en la revista 'Molecular and Cellular Proteomics', considerada como una de las mejores revistas científicas internacionales de Metodología Bioquímica y la primera en el campo de la Proteómica.

El estudio ha sido realizado por el profesor del Área de Biología Celular de la Facultad de Medicina en el Campus de Ciudad Real, Juan Ramón Peinado, junto con los profesores Carlos López Otín, del departamento de Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, y María del Mar Malagón, del departamento de Biología Celular de la Universidad de Córdoba, ha informado la Universidad en nota de prensa.

El artículo profundiza en la progeria, una enfermedad genética que hace que niños padezcan problemas propios de la vejez, y ha sido posible gracias al estudio de un modelo animal de ratón deficiente en una proteína clave en el desarrollo de dicha enfermedad. La ausencia de esta proteína --Zmpste24-- conlleva defectos en la maduración de la Lamina A, una proteína crítica para el soporte nuclear y para la organización de la cromatina.

El profesor Peinado ha explicado que la enfermedad del envejecimiento prematuro se ve agravada por la pérdida de tejido adiposo asociada a la enfermedad, lo cual conlleva complicaciones severas en el organismo, entre ellas las afecciones cardiacas o la resistencia a insulina.

A este respecto, Peinado ha añadido que el estudio ha permitido conocer la participación de algunas proteínas en las alteraciones del tejido adiposo que ocurren en condiciones de progeria e identificar diferentes vías metabólicas afectadas.

La progeria está considerada a día de hoy como una enfermedad genética rara, caracterizada por un envejecimiento acelerado y prematuro, de ahí que los niños que la sufren no lleguen a vivir más allá de los 18 años.

Así la importancia de los resultados obtenidos por el grupo de científicos radica, según el profesor Peinado, en que podrán ser utilizados en futuras investigaciones, con el objetivo de "mejorar los problemas metabólicos asociados a la falta de tejido adiposo y poder contribuir así a aumentar la calidad y la esperanza de vida de los niños afectados de progeria".

PUBLICIDAD