Científicos de Oxford analizan las amenazas globales y catástrofes más probables

image

Todos los años la Universidad de Oxford publica un detallado informe con los riesgos de catástrofe global a los que estamos expuestos en la actualidad. Un grupo de científicos, pertenecientes al “Global Priorities Project” analiza cuáles son las amenazas más preocupantes a las que nos podríamos enfrentar como seres humanos.

image

A medio camino entre la predicción analítica y la ciencia ficción, los investigadores de Oxford intentan valorar cuáles son las amenazas catastróficas y las dividen en dos grandes grupos: Riesgos a corto plazo (aquellos que podrían producirse en un periodo próximo de tiempo, tomando como plazo unos cinco años) y en segundo lugar, riesgos a largo plazo en los que, como veremos, la imaginación juega también un papel importante.

Por supuesto la intención de estos informes anuales no es la de alarmar innecesariamente a la población sino animar a la búsqueda de soluciones para posibles problemas que en un futuro próximo podrían salirnos muy caros.

image

Entre los riesgos a corto plazo cabe destacar la omnipresente presencia de las pandemias. Ya sean naturales o incluso provocadas por alguna pifia genética, la expansión veloz y descontrolada de un virus puede desembocar en una situación peligrosa. De hecho los expertos reconocen que no estamos bien preparados para una pandemia.

Hay que dejar claro que en la actualidad no existe ningún virus mortal como los que aparecen en las películas, sin embargo las grandes amenazas víricas a los que hemos tenido que hacer frente en los últimos años nos muestran claramente que es un aspecto en el que debemos mejorar.

Ignacio López Goñi, autor del libro Virus y Pandemias nos recuerda que el informe deja claro la probabilidad de que en los próximos 100 años se produzca una pandemia de estas proporciones es del 0,0001%. Es un riesgo muy bajo, es cierto, pero hay que tener en cuenta que ese riesgo es muy similar al del impacto por asteroide (0,00013%) y no por ello deberíamos de olvidarlo.

image

Otro de los riesgos globales a los que podríamos enfrentarnos en los próximos años sería el de una guerra nuclear. Parece surrealista que este riesgo aún siga presente desde los lejanos tiempos de la Segunda Guerra Mundial pero la existencia de puntos calientes como Corea del Norte o la frontera entre Pakistan e India nos muestra que evidentemente, aún no hemos superado esa amenaza.

Si entramos en el apartado de “amenazas a largo plazo” las primeras a tener en cuenta según el informe son de carácter natural: el inevitable cambio climático en el que nos encontramos inmersos, el impacto de un asteroide o la erupción de supervolcanes como el que existe bajo Yellowstone son los más destacables según los analistas de Oxford.

Por último, con algo más de proyección en el futuro y coincidiendo con algunas predicciones similares como las de Elon Musk o Stephen Hawking, el informe deja patente la preocupación por un avance progresivo de la inteligencia artificial que termine volviéndose en nuestra contra. Es un riesgo mucho más imaginativo e imprevisible pero nuestra total dependencia de la tecnología y las máquinas podría darnos algún susto en un futuro quizá no tan lejano.

Referencias científicas y más información:

Owen Cotton, Sebastian Farquhar, John Halstead, Stefan Schubert, Andrew Snyder “Global Castastrophic Risks, Annual Report 2016” Universidad de Oxford/Global Priorities Project

Georges Dvorsky “These Are the Most Serious Catastrophic Threats Faced by Humanity” Gizmodo