Un gran científico español señala la medida para no infectarse que es incluso más efectiva que dos vacunas

·3 min de lectura

El científico español José Luis Jiménez, profesor de la universidad de Colorado (Estados Unidos) y uno de los grandes expertos mundiales en la transmisión por aerosoles, ha asegurado que el uso de mascarillas FFP2 en interiores es una medida incluso más eficaz para no contagiarse que dos dosis de vacuna.

En una entrevista en Antena 3 Noticias, el experto ha señalado que el pasaporte Covid “es útil para reducir los contagios de gente no vacunada, que son los más graves”, pero ha recordado que “en Dinamarca hay un estudio de ómicron que señala que tienen solo dos dosis de Pfizer o Moderna se contagian igual que los no vacunados” y que “sabemos que la vacuna de AstraZeneca pierde inmunidad más rápido”.

“Por ello, mucho más importante ahora sería que todo el mundo llevase en interiores mascarillas FFP2 de las de verdad, no de las de orejeras que no sellan bien, sino de las que llevan los hilos por detrás. Al día de hoy esto es mucho más efectivo contra ómicron que las vacunas de dos dosis”, ha zanjado.

Además, se ha mostrado contrario de que las clases comiencen ya de forma presencial porque “estamos acercándonos al pico del virus que se trasmite más rápido que conoce la humanidad y hay mucho covid persistente”.

“En el Reino Unido estiman un millón y medio de casos y pasa en casos que no son graves porque este virus se mete al cerebro, en los riñones, etc. Lo que yo creo que se debería hacer es mantener dos o tres semanas por internet, hasta que se pase el pico, y luego ya se puede volver presencial con ventilación, con medidores de CO2 y con mascarillas buenas”, ha explicado.

Jiménez ya puso de relieve hace unos días la importancia de las mascarillas FFP2 para protegerse contra ómicron y afirmó que las quirúrgicas ya no son suficientes” para un virus que se transmite por el aire “tan rápido o más rápido que cualquier virus conocido por la humanidad”.

Claire Judith Horwell, profesora de Geohealth en el Departamento de Ciencias de la Tierra y el Instituto de Peligros, Riesgos y Resiliencia de la Universidad de Durha, ha asegurado también que, ahora que comprendemos mejor cómo se propaga el virus, debería ser una “prioridad” aumentar el uso de mascarillas FFP2.

“Como regla general, si siente que entra aire en los ojos y sus gafas se empañan rápidamente, o si siente que su aliento se escapa por los bordes... entonces también podrá entrar aire contaminado”, alerta.

En un hilo de Twitter, Horwell señala que es posible que las personas tengan que probar varias mascarillas FFP2 hasta encontrar una que se ajuste bien y no deje salir el aire por los bordes, ya que solo debe entrar o salir a través de la tela, que es el filtro.

En este sentido, alerta de que la barba puede obstaculizar ese cierre hermético que se debe conseguir. Además, avisa de que, en su opinión, las mascarillas de dos pleigues, que vienen con un doblez en el centro, “no suponen un gran sello porque el clip de la nariz viene doblado en el medio”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente