La ciencia responde a la pregunta que todo fan de las Oreo se ha hecho alguna vez

·4 min de lectura

El imperio de las Oreo no deja de crecer y sus productos van más allá de las clásicas galletas. Aunque la gran pregunta que se hacen sus fans tiene que ver con su producto estrella. Esta no es otra que si existe algún truco o sistema para separar las dos ‘tapas’ y que la crema se reparta entre ambas de manera más o menos uniforme. Es la pregunta que se hizo una científica del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y que ha intentado responder junto a su equipo.

Comerser una Oreo tiene su técnica. (Foto: Getty Images)
Comerser una Oreo tiene su técnica. (Foto: Getty Images)

Crystal Owens es investigadora en ingeniería mecánica del (MIT) y, como recoge la CNN, también es la autora principal de un estudio sobre este asunto que acaba de ser publicado por la revista American Institute of Physics. Según ha explicado ella misma, “cuando era pequeña, intentaba retorcer las galletas para repartir la crema uniformemente entre las dos partes de modo que hubiera un poco en ambas mitades, lo que en mi opinión sabe mucho mejor que tener una galleta con mucha crema y otra con casi nada. Esto era difícil de hacer cuando lo intentaba manualmente”.

Eso le llevó a poner en marcha una serie de pruebas científicas con las que intentar determinar cuál sería la forma de conseguir su objetivo: crema en ambas ‘tapas’ de la galleta. Buscaron el giro perfecto, la fuerza a aplicar adecuada… Y nada funcionaba como querían. “Aprendimos, tristemente, que incluso si se tuerce perfectamente una Oreo, la crema casi siempre acabará mayoritariamente en una de las dos galletas, con una delaminación de la crema, y no hay forma fácil de conseguir que se reparta entre las galletas”, ha reconocido Owens a la citada cadera estadounidense.

La fórmula exacta se les resistía, así que dieron un paso más allá y, visto que manualmente era imposible, inventaron un dispositivo. Lo llamaron ‘Oreómetro’ y su función es la de separar una galleta a gusto del consumidor. Tampoco funcionó como esperaban. La conclusión a la que llegaron es que lo más probable es que el hecho de conseguir separar de manera homogénea una Oreo no tenga que ver tanto con la fuerza aplicada o el giro realizado, sino con otros factores como el nivel de adhesión entre la crema y la galleta.

Llegados a ese punto, hay que tener en cuenta que es algo que se puede ver afectado por factores distintos que serían objeto de otro estudio independiente al realizado. Ahí intervienen aspectos como el proceso de fabricación y las condiciones en las que el producto llega a manos de quien se va a comerla galleta.

“Ni siquiera empezamos a responder a todas las preguntas que alguien podría hacerse sobre las Oreo o las galletas, por eso hicimos nuestro Oreómetro, para que cualquiera con acceso a una impresora 3D pueda hacer otras mediciones”, ha explicado la autora principal de un estudio en el que ha utilizado sus amplios conocimiento en reología para dar respuesta a una pregunta que le rondaba desde niña. Y su conclusión es que “queremos que suceda, pero la física no permite que eso suceda”.

Según se explica en el propio estudio, “la reología se define ampliamente como el estudio del flujo de materiales con viscosidad compleja o no newtoniana. Dentro de los flujos relevantes para la cocina, la reología se ha utilizado para abordar diversos desafíos en la ciencia de los alimentos con el fin de comprender y diseñar rigurosamente la deformación y el flujo de estos materiales a escala industrial, de laboratorio y de cocina”.

Para entender su aplicación práctica, se dan ejemplos como “comprender la estructura del queso usando modelos de cálculo fraccionario” y “mejorar el procesamiento del chocolate para distribuir más uniformemente la manteca de cacao”.

Randy Ewoldt, profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign y que ha participado en el estudio, ha comentado a la NBC que “cuando hablamos de la física de los materiales complicados, y hay muchos, la crema de galletas Oreo es uno de los que es accesible a mucha gente inmediatamente. Para acercar a la gente a un mundo mucho más complicado, esto puede servir como vía de entrada”. Confía en que aplicar la ciencia a aspectos cotidianos como este pueda inspirar a otros a “investigar otros enigmas en la cocina de forma científica”.

Defiende que “la mejor investigación científica, incluso en el MIT, está impulsada por la curiosidad de entender el mundo que nos rodea, cuando alguien ve algo raro o desconocido y se toma el tiempo de pensar ‘me pregunto por qué eso sucede así’”.

EN VÍDEO | Se hace popular al imitar y compartir la receta sencilla de la tarta de Oreo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente