El chorro polar trae el tren de borrascas a España: esto es lo que nos espera este mes

Una mujer a punto de sacar un paraguas en la Gran Vía de Madrid.
Una mujer a punto de sacar un paraguas en la Gran Vía de Madrid.

Una mujer a punto de sacar un paraguas en la Gran Vía de Madrid.

Después de la primera DANA invernal que dejó un muerto en Zaragoza y paralizó durante horas el aeropuerto de Valencia, el cambio de tiempo ha quedado totalmente inaugurado. Con el inicio de esta semana, las lluvias han vuelto a ser acusadas en distintas puntos de la geografía española, como el interior y el sur del país, pero la previsión para la siguiente semana no apunta a una tregua en este sentido. Todo lo contrario.

En la última semana un anticiclón de bloqueo se ha instalado en Europa en dirección hacia el norte, lo que frenó el flujo de borrascas en dicha zona. A ello se han sumado los primeros desalojos de aire frío que comienzan a generarse en América del Norte y el Atlántico occidental. ¿En qué se ha traducido y seguirá traduciéndose? El fenómeno del chorro polar, que hasta ahora estaba siendo algo débil, está acelerándose de forma veloz.

De esta forma, se abre un corredor hacia el centro y sur de Europa para las borrascas que abarcará varios días y, a medida que se acerca el fin de semana, las borrascas serán más frecuentes, pero también más rápidas e intensas.

¿Qué es un chorro polar?

Se trata de una corriente atmosférica de vientos relativamente intensos (de 150 a 300 kilómetros por hora) y fuerte cizalladura vertical y horizontal del viento -la diferencia en la velocidad del viento o su dirección entre dos puntos en la atmósfera terrestre-. Bajo dicho paraguas se desarrollan los anticiclones, borrascas y DANAS o gotas frías de latitudes medias, lo que condiciona el tiempo en la superficie.

Las primeras nevadas

Las lluvias afectarán durante los próximos días a la mayor parte de la Península y Baleares, aunque se mantendrán las temperaturas suaves, hasta que este fin de semana se registre un descenso térmico “acusado y generalizado” y nevadas en buena parte de los sistemas montañosos, según pronostica la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado que el tiempo durante estos días estará marcado por el paso de sistemas frontales asociados a borrascas atlánticas que “regalarán” agua a todo el territorio sobre todo al oeste y el norte de la Península.

En concreto, indica que durante toda la semana se podrán acumular más de 100 litros por metro cuadrado en el oeste de Galicia y puntos del Cantábrico oriental; de 50 a 100 litros por metro cuadrado en el resto de Galicia, comunidades cantábricas y zonas montañosas del centro y sur de la península y entre 20 y 50 litros por metro cuadrado en amplias zonas del resto del oeste y centro peninsular.

Además, señala que las precipitaciones serán más escasas pero también pueden alcanzar al Mediterráneo, sobre todo en Baleares y que junto con las lluvias se producirá un temporal marítimo y con vientos fuertes en Galicia y en el Cantábrico, mientras que las temperaturas seguirán en general algo más altas para la época del año, porque el aire será templado y húmedo.

De cara al fin de semana, el portavoz avisa de que la situación podría cambiar y comenzarán a llegar vientos del norte y noroeste, más fríos, que provocarán un descenso térmico y nevadas en cotas más bajas y heladas en zonas de montaña, en la meseta y en los páramos del norte y del centro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR