Las Chivas, el equipo de "puros mexicanos" que le importan poco los mexicanos

Miguel Angel Delucio
·2 min de lectura

Se hizo oficial que las Chivas de Guadalajara tendrán un aforo del 15% en su estadio para recibir a las Águilas del América en los Cuartos de Final de la Liguilla en el torneo Guard1anes 2020. Una noticia que sorprendió a propios y extraños debido a la situación que vive actualmente México y también el estado de Jalisco.

Empero, una vez más, la institución rojiblanca demostró que en estas instancias, exactamente en estas últimas dos o tres semanas, tienen como meta sacar la más mínima ventaja, sin importar los medios, para lograr un objetivo deportivo.

Todo comenzó con el intento de inhabilitación de Ignacio Rivero, futbolista de Cruz Azul. Las redes sociales se fueron contra el Rebaño pues ponían varios ejemplos de faltas similares de sus futbolistas. Al final esto no procedió y solo quedaron en una mala posición ante la imagen pública.

Amaury Vergara y Ricardo Peláez | Jam Media/Getty Images
Amaury Vergara y Ricardo Peláez | Jam Media/Getty Images

Ahora, un día después de que Jalisco registrara el mayor número de casos de coronavirus en lo que va de la pandemia, el gobierno de dicho estado tomó la decisión de abrir el estadio. Sí, justo cuando enfrentan lo que parece el momento más oscuro de la cuarentena.

Por supuesto, esta decisión es totalmente gubernamental. El problema es que Chivas no tardó absolutamente nada en poner boletos a la venta. Claro, con algún tipo de restricción, pero realmente es inaudito que si se supone que el torneo se llama "Guard1anes 2020", con esto estén pensando en todo menos en esas personas que ponen en riesgo su vida día a día para preservar otras.

También se podría decir que lo hacen para reactivar la economía, para dar empleo a las personas del estadio. Sin embargo, la pregunta es si realmente es el momento y si lo es, pues parece mucha coincidencia que se dé en Liguilla y extrañamente, ante el máximo rival.

A Chivas se le reconoció cuando separó a los futbolistas por el escándalo y problemas legales. Nadie les quita eso. A pesar de ello, en las últimas dos decisiones importantes del club han hecho molestar a la mayoría.

El Club Guadalajara no debería de abrir su estadio. El Club Guadalajara no debería de vender boletos aunque tenga el permiso gubernamental. El Club Guadalajara está ensuciando los valores de los cuales se ha jactado por décadas. El Club Guadalajara, ese equipo de puros mexicanos, está demostrando que lo que menos le importa es eso, los mexicanos.