China retira la licencia profesional a otro abogado de activistas de Hong Kong

·2 min de lectura
El abogado Ren Quanniu (c) el 28 de diciembre de 2020 en la ciudad china de Shanghái

Un segundo abogado chino de los derechos humanos que defendía a uno de los 12 activistas prodemocracia de Hong Kong acusados de haber salido ilegalmente del territorio anunció este martes que las autoridades le retiraron la licencia profesional.

Ren Quanniu mostró a la AFP un documento del departamento de Justicia de Henan, una provincia del centro de China, que revoca su derecho a ejercer como abogado.

Otro abogado, Lu Siwei, que también trabajaba en el caso de los "doce de Hong Kong", se quedó sin su licencia profesional en enero.

En Washington, el departamento de Estado dijo que Estados Unidos estaba "profundamente preocupado". "Llamamos a Pekín a respetar los derechos humanos y el estado de derecho y a devolverles inmediatamente sus licencias", escribió en Twitter el portavoz Ned Price.

Los doce activistas prodemocracia fueron detenidos en el mar por los guardacostas chinos el 23 de agosto cuando intentaban huir del territorio hacia Taiwán.

China impuso en junio una ley de seguridad nacional en Hong Kong que le confiere la jurisdicción en la ciudad para algunos delitos y otorga a sus fuerzas de seguridad capacidad para actuar abiertamente.

Algunos de los pasajeros del barco están amenazados de procesamiento en Hong Kong por su participación en las protestas prodemocracia multitudinarias que tuvieron lugar en la ciudad en 2019.

En septiembre se les denegó el acceso a los dos abogados para reunirse con los acusados en China continental.

A finales de diciembre un tribunal chino condenó a diez de los 12 activistas a penas de hasta tres años de prisión por haber cruzado la frontera ilegalmente. Días después, las autoridades advirtieron a los dos abogados que les revocarían las licencias.

Ren Quanniu recibió la notificación tras una vista judicial el viernes pasado en Henan relacionada con un caso de 2018 en el que representaba a un miembro de Falun Gong, un grupo religioso prohibido en China continental.

Las autoridades consideraron que el abogado había "alterado el orden normal de los procedimientos judiciales", "deteriorado gravemente la imagen de la actividad de abogado" y "causado un impacto negativo en la sociedad".

Ren Quanniu dijo a la AFP que las acusaciones eran "infundadas".

"Si se pudo revocar mi licencia en estas circunstancias creo que el sistema jurídico chino está muerto", afirmó.

Los dos abogados creen que la revocación se debe a que defendieron a miembros de los "doce de Hong Kong".

"Los activistas perseguidos y quienes critican al gobierno en la actualidad tienen pocas posibilidades de encontrar abogados para defender sus derechos", estimó la oenegé Chinese Human Rights Defenders.

bys/rox/am-sct/wat/plh/ybl/erl/yow