China "ya no reconocerá" pasaportes especiales británicos otorgados a hongkoneses

·2 min de lectura
Una persona sostiene un pasaporte nacional británico en Hong Kong el 29 de enero de 2021

China anunció este viernes que ya no reconocerá los pasaportes especiales otorgados por el Reino Unido a algunos ciudadanos hongkoneses, luego de la decisión de Londres de ampliar los derechos de residencia de estos últimos en territorio británico.

El Reino Unido anunció la entrada en vigor el domingo de una prolongación de la estadía vinculada con ese pasaporte, en reacción a la imposición el año pasado por parte de China de una ley de seguridad que limita las libertades en la excolonia británica.

Los hongkoneses que tienen un pasaporte británico de ultramar ("BNO"), un documento heredado de la devolución a China en 1997, van a poder ahora vivir y trabajar en el Reino Unido durante cinco años, y a continuación pedir la nacionalidad británica.

Hasta el momento solo tenían derecho a visitar el Reino Unido por seis meses, sin poder trabajar.

China manifestó su "indignación" por esta medida.

"A partir del 31 de enero, China ya no reconocerá los denominados pasaportes británicos de ultramar como documentos de viaje o de identidad", anunció ante la prensa el portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian.

China "se reserva el derecho a tomar medidas complementarias", agregó.

"El Reino Unido está transformando a un gran número de residentes de Hong Kong en ciudadanos de segunda categoría", dijo el vocero.

Las consecuencias prácticas del anuncio de Pekín no están claras.

Podría significar que los hongkoneses titulares de un pasaporte BNO ya no podrán entrar en China continental. Pero las autoridades chinas no saben necesariamente quién tiene ese tipo de pasaporte.

Cuando viajan a China continental, los hongkoneses solo pueden utilizar su pasaporte de Hong Kong.

Solo recurren a su pasaporte BNO para pisar suelo británico o de otro país que reconoce ese documento de viaje.

El primer ministro británico, Boris Johnson, estimó este viernes que la ampliación de derechos "honra nuestros profundos lazos históricos y amistosos con el pueblo de Hong Kong", y defiende la libertad.

La nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong es "una clara y grave violación" de las condiciones de la retrocesión, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab.

Según Londres, hay unos 350.000 titulares del "pasaporte británico de ultramar", una cifra que casi se ha duplicado en Hong Kong desde hace un año y medio. Otros 2,9 millones de hongkoneses, todos los nacidos antes de 1997, pueden optar a este documento.

Según el ministerio británico del Interior, 7.000 personas con el BNO ya viajaron al Reino Unido entre julio y mediados de enero, gracias a un procedimiento excepcional. Londres calcula que el nuevo sistema podría atraer hasta 322.400 de ellos en cinco años.

lxc-bar/ehl/pz/mar/es