China recibe al estadounidense Kerry para hablar del clima y anuncia cumbre con líderes europeos

Dan MARTIN, con Ludovic EHRET en Pekín
·3 min de lectura

El enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, comenzó este jueves en Shanghái las negociaciones con sus homólogos chinos, al tiempo que el presidente Xi Jinping anunció su participación el viernes en una cumbre a distancia con Francia y Alemania.

"Por invitación de Emmanuel Macron", Xi intervendrá durante una videoconferencia con los líderes franceses y alemanes, anunció el jueves el ministerio de Exteriores chino en un comunicado.

Este encuentro chino-europeo, que no había sido anunciado, parece estar dirigido a contrarrestar el creciente peso de Estados Unidos en la escena internacional en materia climática desde su regreso a principios de este año al acuerdo de París de 2015.

Kerry inició el jueves conversaciones con responsables chinos en Shanghái, una semana antes de una importante cumbre telemática prevista por Joe Biden para abordar la emergencia climática.

En un contexto de elevadas tensiones sinoestadounidenses, se trata de la primera visita a China de un alto cargo de la administración de Biden desde que asumió en enero.

China precisó el miércoles que Kerry se reuniría con su homólogo, Xie Zhenhua, que representó a China en el acuerdo de París.

Las negociaciones son a puerta cerrada y por el momento no está previsto ningún contacto con la prensa, según el consulado de Estados Unidos en Shanghái. La visita de Kerry concluirá el sábado.

El objetivo de Washington es preparar la cumbre a distancia sobre el clima, el 22 y 23 de abril por iniciativa del presidente estadounidense. Xi aún no ha confirmado su participación.

- Protagonismo eclipsado -

Desde su primer día en la Casa Blanca, el 20 de enero, Biden firmó el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París, que había abandonado el presidente Donald Trump casi cuatro años antes.

Pero los chinos y los europeos, que han reforzado su colaboración en cuestiones climáticas tras la retirada estadounidense, no quieren ver su protagonismo eclipsado por los estadounidenses que acaban de volver al acuerdo.

China "asume ahora la responsabilidad de la gobernanza mundial del clima" y no dejará que la enrolen en una iniciativa climática centrada en Estados Unidos, advirtió el jueves el diario nacionalista Global Times.

El presidente Xi prometió el año pasado que su país, el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo en términos absolutos, comenzaría a reducir sus emisiones contaminantes para 2030 y en 2060 sería "neutral en carbono".

Pese a las tensiones entre China y Estados Unidos (el comercio, los derechos humanos, Hong Kong, Taiwán y la situación de los musulmanes uigures) la participación de Pekín es crucial para que las iniciativas climáticas tengan éxito.

"No podemos solucionar esta crisis climática sin que China esté en la mesa de negociaciones", reconoció el martes Kerry a la cadena de televisión CNN. "Esperamos que China se una a nosotros".

Los ecologistas esperan que la presencia de Kerry aliente a China a reducir su dependencia del carbón, que sigue siendo con mucho la fuente de energía más utilizada en el país.

"China es el mayor consumidor de carbón del mundo, y sigue construyendo centrales eléctricas de carbón en la propia China y en los países de las Nuevas Rutas de la Seda", el proyecto de infraestructuras del presidente Xi, señaló Li Shuo, de Greenpeace China.

bur-rox/bar/plh/erl-pc/mb