China propone reglas globales para monedas digitales de bancos centrales

Tom Wilson y Marc Jones
·2 min de lectura
Imagen de archivo de la sede del Banco popular de China (BPC), el banco central, en Pekín

Por Tom Wilson y Marc Jones

LONDRES, 25 mar (Reuters) - China propuso el jueves un conjunto de reglas globales para las monedas digitales de los bancos centrales, desde cómo se pueden usar en todo el mundo hasta asuntos altamente sensibles como el monitoreo y el intercambio de información.

Los bancos centrales mundiales pretenden desarrollar monedas digitales para modernizar sus sistemas financieros, protegerse de la amenaza de criptomonedas como el bitcóin y acelerar los pagos nacionales e internacionales. China es uno de los más avanzados en su esfuerzo.

Mu Changchun, director general del instituto de moneda digital del Banco Popular de China (BPC), presentó las nuevas propuestas en un seminario del Banco de Pagos Internacionales.

"La interoperabilidad debe habilitarse entre los sistemas CBDC (moneda digital del banco central) de diferentes jurisdicciones e intercambio", dijo. El BPC ha compartido las propuestas con otros bancos centrales y autoridades monetarias, afirmó.

"El flujo de información y de fondos deberían sincronizarse para facilitar que los reguladores controlen el cumplimiento de las transacciones", agregó.

A medida que monedas digitales como el bitcóin ganan más tracción entre grandes empresas e inversores y que proyectos privados como Diem -respaldado por Facebook- buscan aprobación, los bancos centrales tienen la responsabilidad de acelerar los planes para emitir efectivo digital para defenderse de las amenazas a su control sobre el dinero.

El BPC tiene como objetivo convertirse en el primer banco central importante en emitir una CBDC, como parte de su impulso para internacionalizar el yuan y reducir la dependencia del sistema de pago dominado por el dólar.

El Banco Central Europeo también está explorando la introducción de un euro digital en los próximos cinco años. Sin embargo, se encuentra con la oposición de Alemania, por la preocupación del Bundesbank de que un euro digital pueda representar riesgos para los bancos.

(Editado en español por Carlos Serrano)