A China se le está yendo de las manos la gestión del covid y este vídeo lo demuestra

·3 min de lectura

Han pasado más de dos años desde que el coronavirus se expandió por todo el mundo, obligando a confinamientos masivos. Un tiempo en el que los países de Europa están aprendiendo a convivir con el virus y poco a poco se han ido levantando las restricciones.

Sin embargo, en China, el país en el que se originó la pandemia, el enfoque sobre cómo actuar ante el coronavirus es muy distinto. Las autoridades siguen abogando por una estrategia de cero covid, lo que significa confinamientos masivos y medidas restrictivas.

Controles masivos de coronavirus en China. (Photo by VCG/VCG via Getty Images)
Controles masivos de coronavirus en China. (Photo by VCG/VCG via Getty Images)

Así ha ocurrido en las ciudades de Shenzhen o Shanghái, convertidas en urbes fantasmas en las que millones de personas se han visto obligadas a quedarse en casa.

Para evitar la circulación del virus, China apuesta por test masivos, cierre completo de los negocios e incluso la implantación de centros de cuarentena en los que los viajeros deben permanecer hasta haber superado la enfermedad. Y acudir a estos sitios no es precisamente agradable, tal y como muestra este vídeo compartido en Twitter por el periodista Zigor Aldama.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Como si se tratara de delincuentes, las autoridades, equipadas con trajes EPI, introducen de muy malos modos en un vehículo a las personas, con el fin de trasladarles a este tipo de centros. Lugares poco agradables en los que los chinos prefieren no estar, aunque el Gobierno ya ha demostrado que no tiene ningún problema en llevarles a la fuerza.

Aunque las instantáneas parecen sacadas del principio de la pandemia, realmente son de este 2022. Y reflejan perfectamente que nada ha cambiado en China durante todo este tiempo.

De hecho, estas imágenes resultan ahora muy lejanas en Europa, ya que las medidas más duras se han suavizado en la mayoría de países y se aboga por la convivencia con el virus.

En estos centros de cuarentena China alberga principalmente a los viajeros que llegan desde los países extranjeros. Son grandes casetas prefabricadas en las que se aísla a los viajeros durante días, mientras que se les va sometiendo a pruebas PCR.

Sin embargo, con ómicron, China se está encontrando dificultades para esa estrategia de cero covid. Y es que esta variante es mucho más contagiosa, tal y como se ha demostrado en Europa, con millones de contagiados, independientemente de si se estuviera vacunado o no.

Así, el país asiático está viviendo ahora una ola de contagios como no había tenido hasta ahora en la pandemia. Está por ver cómo va evolucionando la situación y si China decide cambiar su postura en algún momento.

EN VÍDEO I Centros de aislamiento similares a prisiones: destapan la cruda realidad sobre la baja incidencia de Covid-19 en China

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente