China lidera la Declaración de Kunming en el marco de la COP15

·2 min de lectura
La prensa sigue la intervención del presidente de China, Xi Jinping, en la Conferencia de la ONU sobre Biodiversidad el 12 de octubre de 2021 en la ciudad china de Kunming (AFP/Str)

Un centenar de países adoptaron el miércoles la Declaración de Kunming, un texto liderado por China, reflejo de sus ambiciones en la protección de la naturaleza.

La pandemia de coronavirus obligó a desarrollar la COP15 en dos partes: La primera parte se lleva a cabo hasta el viernes en paralelo entre Kunming (suroeste de China) y en videoconferencia. La segunda parte está prevista de forma presencial para abril-mayo de 2022.

China, que asumió oficialmente la presidencia de la COP15 el lunes, promovió la adopción de un texto sin carácter restrictivo que "recoge el consenso y demuestra que los diferentes Estados trabajan juntos", en un contexto de pandemia, señaló el viceministro chino de Medioambiente, Zhao Yingmin, durante una rueda de prensa en Kunming.

Para Lin Li, de la ONG WWF, esta declaración "afirma una voluntad política y agrega la necesaria ambición que marca el camino a seguir para hacer frente a la pérdida de biodiversidad", pero "los gobiernos tienen que transformar estas palabras en actos".

El texto "no contiene suficientes avances en la mayoría de los temas polémicos", a pesar de "los tímidos intentos", se lamenta An Lambrechts, de Greenpeace, en un comunicado.

Esta Declaración de Kunming retoma en parte los objetivos del texto que discuten actualmente los 196 miembros de la CDB, la Convención sobre la Biodiversidad.

El objetivo de la COP15 es conseguir un marco para restablecer la biodiversidad de aquí a 2030, y que se logre "vivir en armonía con la naturaleza" en 2050.

"Los llamamientos a actuar y esta declaración anticipan la ambición y el dinamismo necesarios para las negociaciones, así como un marco eficaz", aseguró la secretaria ejecutiva de la CDB, Elizabeth Maruma Mrema, en esta rueda de prensa en Kunming.

Maruma Mrema afirma que se han sacado lecciones ante la falta de cumplimiento por parte de los Estados de sus compromisos de conservación en estos últimos diez años, lo que agravó ecosistemas clave para la especie humana.

Los objetivos que se negocian ahora son "simples, en un lenguaje claro y con elementos para cuantificarlos", explicó la secretaria ejecutiva de la CDB.

Se necesitan entre 722.000 y 967.000 millones de dólares, de aquí a 2030, para financiar la conservación de la biodiversidad mundial, de momento, según la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), solo se le dedican entre 124.000 y 143.000 millones de dólares.

Algunos países como China prometieron aportar más dinero. Pekín va a crear un fondo de 233 millones de dólares para proteger la biodiversidad en los países en desarrollo. Japón prometió inyectar casi 16 millones de dólares en su fondo.

prw-laf/may/bds/grp/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente