China juzga a uno de los dos canadienses detenidos por espionaje

Ludovic EHRET
·3 min de lectura

China juzgó este viernes a uno de los dos canadienses acusados de espionaje pese a los llamados de Canadá a su liberación inmediata y en un contexto de intensa actividad diplomática entre Washington y Pekín.

Michael Spavor, detenido desde hace dos años, fue juzgado en unas dos horas en Dandong (noreste) a puerta cerrada, dijo un diplomático canadiense. La sentencia se anunciará posteriormente, anunció el tribunal.

No se permitió la asistencia de diplomáticos ni de la prensa. Los periodistas vieron simplemente una furgoneta con los cristales tintados entrar en el palacio de justicia a las 10H00 locales.

Spavor, empresario, fue detenido a finales de 2018 junto con un compatriota, Michael Kovrig, poco después del arresto en Canadá de una directiva del gigante chino de telecomunicaciones Huawei, a petición de EEUU. Pekín desmiente que estos casos estén relacionados.

El número dos de la embajada de Canadá en China, Jim Nickel, dijo que su país trabajaba "estrechamente" con Estados Unidos para obtener la liberación inmediata de Spavor y Kovrig, quien será juzgado el lunes en Pekín.

"Tenemos la esperanza de que en cierta medida este juicio pueda conducir a su liberación inmediata", agregó.

El juicio de Spavor comenzó horas después del inicio de un encuentro entre altos cargos chinos y estadounidenses en Alaska, en un ambiente muy tenso, el primer contacto directo a este nivel de la administración de Joe Biden.

El diario Wall Street Journal indicó a principios de diciembre que Huawei negociaba un acuerdo con la administración estadounidense que permitiera a Meng Wanzhou regresar a China.

La hija del fundador de Huawei fue detenida en el aeropuerto de Vancouver el 1 de diciembre de 2018 a pedido de la justicia de Estados Unidos, que la acusa de violar sus sanciones contra Irán. Washington quiere juzgarla por fraude bancario.

El caso generó una degradación sin precedente de las relaciones entre Pekín y Ottawa.

- "Apoyo internacional" -

Los cargos exactos contra los dos canadienses se desconocen.

En marzo de 2019, la agencia de prensa oficial Xinhua informó que Kovrig era sospechoso de espionaje y de violar secretos de Estado y que Spavor era una de sus principales fuentes de información.

Michael Spavor, establecido en el noreste de China, organizaba viajes a Corea del Norte, especialmente para la estrella estadounidense del baloncesto Dennis Rodman.

En Dandong, en la frontera con Corea del Norte, diplomáticos de una decena de países occidentales, entre ellos Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, acompañaron este viernes a sus homólogos canadienses en las afueras del tribunal.

"Apreciamos esta apoyo internacional", declaró Nickel, quien denunció de nuevo la detención "arbitraria" de sus compatriotas.

El jueves, la familia de Michael Spavor rompió su silencio para "exigir la liberación incondicional" y denunciar "la ausencia total de transparencia en el caso".

Richard Atwood, presidente interino del centro de reflexión Crisis Group, para el que trabajaba Kovrig, de 49 años, aseguró que el caso tiene motivaciones "políticas".

Los dos canadienses detenidos no han tenido acceso a sus abogados o a sus allegados y sólo pudieron recibir una vez al mes a representantes de su embajada.

Pero estos contactos se suspendieron el año pasado durante nueve meses en nombre de la lucha contra la epidemia de covid-19.

En Vancouver, el proceso de extradición hacia Estados Unidos de Meng, quien se halla en arresto domiciliario, se encuentra en su última fase y las últimas audiencias se prevén en mayo.

ehl-bar/sbr/mlb/erl-tjc/