China denuncia "hipocresía" de Europa por convocación de embajadores

·2 min de lectura
Una torre de vigilancia en una instalación de alta seguridad que supuestamente se usa como campo de reeducación donde están detenidas minorías étnicas, en la provicia china de Xinjiang, 31 de mayo de 2019

China denunció este miércoles "la intimidación y la hipocresía" de los europeos, tras la convocación de embajadores chinos en varios países tras las sanciones adoptadas por Pekín contra parlamentarios y organizaciones.

"China no acepta esta forma irracional de algunos países europeos de convocar a sus embajadores", declaró ante la prensa la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying.

Durante su convocación, los embajadores chinos "expusieron claramente la posición" de su país y "protestaron de manera solemne contra los europeos".

Luego de Holanda el lunes, Alemania, Francia, Dinamarca, Suecia y Lituania convocaron el martes a los embajadores chinos en sus respectivas capitales. Bélgica e Italia tenían previsto hacer lo mismo tras las sanciones adoptadas por Pekín contra 10 parlamentarios europeos.

China respondió de este modo a la imposición de sanciones por parte de la Unión Europea por la represión contra la minoría musulmana de los uigures en la región autónoma de Xinjiang (noroeste).

Ante la convocación de embajadores chinos por parte de algunos países europeos, las autoridades de China también llamaron al orden a diplomáticos de esas naciones en puesto en Pekín, como medida de reciprocidad.

"Los europeos se permiten difamar y atacar a los otros e imponen arbitrariamente sanciones basadas en falsas acusaciones y en mentiras, pero impiden que China responda", criticó Hua.

"Es la ley del doble rasero, un ejemplo de intimidación y de hipocresía", insistió.

El momento más tenso de estos movimientos diplomáticos se produjo en París, donde el ministerio de Relaciones Exteriores reprochó el martes al embajador Lu Shaye "insultos, invectivas y amenazas" contra un investigador, Antoine Bondaz, y diputados franceses que desean ir a Taiwán, isla reivindicada por China.

"Estos métodos de intimidación son inaceptables y van más allá de los límites permitidos por una embajada", dijeron las autoridades.

Bondaz, experto en Asia en la Fundación para la Investigación Estratégica (FRS, en francés), fue calificado de "vándalo", "trol ideológico" y de "hiena loca", en un comunicado de la embajada de China.

Hua tampoco dudó en criticar al experto francés este miércoles.

"Esperamos que Francia ponga freno a este investigador y le pida que pare de difundir rumores y de difamar a China", dijo.

El embajador de China en Francia no acudió en un primer momento el lunes a la convocación de las autoridades diplomáticas, argumentando problemas de agenda.

El embajador de la Unión Europea en Pekín, Nicolas Chapuis, sí acudió el lunes, convocado por el ministerio chino de Relaciones Exteriores, tras el anuncio de sanciones por parte del bloque.

bys-bar/pz/mar-bl/pc