China decreta la alerta amarilla por sequía y renueva la alerta roja por ola de calor

© STR/AFP

Tras semanas de sofocantes temperaturas y en medio del anuncio de la disminución del caudal del río Yangtsé, el mayor de China y uno de los más grandes del mundo, el Gobierno de Xi Jinping declaró la alerta amarilla para hacer frente a la emergencia climática. Se trata del primer aviso nacional en medio de una insólita sequía.

Es el verano más seco que experimenta China en décadas y las consecuencias saltan a la vista. La situación climática ha dejado al Yangtsé, uno de los ríos más caudalosos del mundo, con apenas la mitad de su extensión habitual.

El Gobierno chino declaró la alerta amarilla por sequía, la primera de este año a nivel nacional, pero se suma a 30 días consecutivos emitiendo avisos por altas temperaturas.

El decreto por sequía, que se encuentra dos puntos por debajo de la advertencia más severa, se registra en momentos en que decenas de trabajadores con equipos especializados se movilizan para tratar de proteger los cultivos y la cosecha de otoño de la ola de calor.

Las autoridades se apresuran a contener los daños ante una economía debilitada en medio de un año políticamente tenso.

Hasta 66 ríos en 34 condados en el suroeste del país se han secado debido al calor abrasador. Las lluvias allí han disminuido en un 60% en lo corrido de 2022 en comparación con los estándares estacionales, según detalló la cadena estatal ‘CCTV’.

En el río Chongqing, los ferris que usualmente están colmados de turistas ahora se encuentran vacíos y atracados en los muelles.

Entretanto, las fábricas tanto en la metrópolis Chongqing como en la provincia Sichuan, en el suroeste, recibieron la orden de cerrar luego de que el nivel de agua en las represas que alimentan la producción de electricidad cayera a la mitad de lo usual.

La reducción del río Yangtsé, uno de las principales vías para el comercio del gigante asiático, se vio este viernes 19 de agosto ausente de grandes barcos, mientras pequeñas embarcaciones estuvieron forzadas a desplazarse de forma más lenta.

La provincia central de Anhui, que también depende del Yangtze para el suministro de agua, advirtió esta semana que el suelo excesivamente seco pone en riesgo a 88.000 hectáreas de cereales previstas para el otoño.

La interrupción del transporte por ese fluvial aumenta los problemas para el gobernante Partido Comunista, que trata de revertir el frágil crecimiento financiero, justo de cara al último trimestre del año en el que se espera que el presidente Xi Jinping intente sumar un tercer mandato consecutivo de cinco años.

Este país, la segunda mayor economía del mundo, solo creció un 2,5% en el primer semestre de 2022, en comparación con 2021, un estancamiento significativo debido a que el objetivo oficial fue de 5,5%.

China renueva la alerta roja por altas temperaturas

La sequía en algunas regiones del país está acompañada de una intensa ola de calor, por lo que este 19 de agosto el Centro Meteorológico Nacional de China renovó su alerta roja por altas temperaturas.

La medida fue tomada justo en medio de una jornada en la que la municipalidad central de Chongqing registró seis de los diez puntos más calientes del país. En el distrito de Bishan, los termómetros superaron los 39 grados centígrados. El jueves, las temperaturas allí llegaron hasta los 45 grados.

Se trata de la región con el calor más abrasador, después de la desértica Xinjiang, en el noroeste, desde que comenzaron los registros oficiales en 1961.

"La temperatura es tan alta todos los días. Tenemos que trabajar por la mañana (…) Por la tarde solo nos quedamos en la casa. Tenemos miedo de salir”, resaltó el agricultor Chen Xiaohua, que explicó que no ha tenido más remedio que llevar baldes de agua hacia y desde un estanque cercano todas las mañanas para tratar de salvar sus cultivos.

Según los datos del Ministerio de Emergencias, las altas temperaturas solo en julio causaron pérdidas económicas directas de 2.730 millones de yuanes, alrededor de 400 millones de dólares, lo que afectó a 5,5 millones de personas y 457.500 hectáreas de tierra.

Los meteorólogos en la nación prevén que la ola de calor actual solo comenzaría a disminuir a partir del próximo 26 de agosto.

China ha admitido ser "una región sensible al cambio climático global" y este mes señaló que la temperatura de su suelo se encuentra aumentando mucho más rápido que el promedio mundial.

Con Reuters, AP y EFE