Lo de China con el coronavirus es la historia de nunca acabar

Han pasado ya más de dos años y medio desde que el coronavirus empezó a propagarse por todo el planeta obligando a los distintos gobiernos a establecer confinamientos y a tomar otras medidas restrictivas para tratar de frenarlo. Desde entonces, en la mayoría de los países estas normas se han ido eliminando y se ha aprendido a convivir con la enfermedad volviendo prácticamente a la normalidad.

Sin embargo, en el lugar donde todo comenzó, en China, el coronavirus sigue siendo una pesadilla para sus ciudadanos debido a la estricta política de covid cero establecida por el gobierno. Una estrategia que, por cierto, no está funcionando, ya que cada cierto tiempo vuelven a surgir nuevos brotes, pero, cuando esto ocurre, las autoridades siguen estableciendo más restricciones.

El último brote ha tenido lugar en la capital, en Pekín, y las autoridades han cerrado escuelas, guarderías y restaurantes y han pedido a los ciudadanos que trabajen desde casa siempre y cuando sea posible. Por el momento, se ha descartado un confinamiento a gran escala.

Más historias que te pueden interesar: