¿Por qué China cae en la tentación del petróleo talibán?

© Reuters

Una empresa china firmó un acuerdo con los talibanes para explotar petróleo en una zona fluvial del norte de Afganistán. Se trata del primer gran acuerdo comercial de los fundamentalistas islamistas con una empresa extranjera desde que llegaron al poder en 2021.

Los talibanes han estado esperando esto durante mucho tiempo, desde su regreso al poder en Afganistán, el 15 de agosto de 2021, para ser precisos. El 5 de enero, las autoridades anunciaron la firma del primer gran acuerdo comercial con una empresa extranjera.

El grupo chino ‘Central Asia Petroleum and Gas Co’ (CAPEIC) obtuvo derechos de explotación petrolífera durante 25 años en la cuenca del Amu Darya, río que sirve de frontera natural entre Afganistán, Turkmenistán, Tayikistán y Uzbekistán.

¿Son los talibanes socios serios?

El contrato petrolero "es un proyecto importante entre China y Afganistán", insistió Wang Yu, embajador chino en Afganistán, en la ceremonia de la firma. Este acuerdo sin precedentes prevé que CAPEIC - entidad creada a principios de la década de 2000 por la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), el principal gigante petrolero chino - invirtiera 150 millones de dólares el primer año de funcionamiento, y luego 540 millones de euros en los tres años siguientes.

"Unos 3.000 afganos tendrán trabajo gracias a este proyecto", se entusiasmó Zabihullah Mujahid, portavoz del régimen talibán.

Desde su regreso al poder en agosto de 2021, los talibanes no han sido reconocidos oficialmente por ningún país, incluida China. Esta falta de legitimidad internacional -acompañada de la hostilidad abierta de la mayoría de los países occidentales- ha contribuido en gran medida a la exclusión de Afganistán del comercio mundial.


Leer más sobre FRANCE 24 Español