China alerta que el coronavirus se contagia incluso sin síntomas

LA NACION

PEKÍN.- En un nuevo anuncio que elevó la alarma global, China confirmó que el nuevo coronavirus (2019-nCoV), causante de un brote de neumonía, se propaga con mayor facilidad y que el contagio podría ocurrir antes de que el infectado presente síntomas, lo que llevó a las autoridades a extender la zona de exclusión, que ya alcanza a 17 ciudades.

Hasta el momento, el virus causó la muerte de 80 personas, todas en China, e infectó a más de 2000 en 12 países.

El régimen comunista también informó que prohibió temporalmente el comercio de animales salvajes en el país y prometió "investigar y castigar severamente" a quienes violen la restricción. Además recomendó al público que evite consumir la carne de estos animales y que pondrá en cuarentena los criaderos habilitados.

La nueva medida surge de la hipótesis de que el nuevo coronavirus habría saltado a seres humanos a partir del consumo de alguno de los productos a la venta en un mercado de carne fresca en Wuhan, que vendía desde serpientes hasta murciélagos.

Christian Walzer, de Wildlife Conservation Society, dijo que mercados como ese son "laboratorios perfectos" para el surgimiento de virus zoonóticos, es decir, contraídos por humanos, pero originados en otras especies. Walzer señaló que si el consumo de especies ilegales y sin regular continúa, "el público seguirá en riesgo de nuevos virus, potencialmente más letales y originadores de una futura pandemia".

El virus, que tendría un período de incubación de dos semanas, estaría mutando y alcanzando una mayor capacidad de propagación, según informó el ministro de Salud chino, Ma Xiaowei.

La respuesta de las autoridades fue el despliegue de un cordón sanitario sin precedente por su escala: se puso en cuarentena a más de 50 millones de habitantes de 16 ciudades cercanas a Wuhan. Desde entonces, esa ciudad prohíbe casi totalmente el uso de vehículos, incluidos autos particulares, en zonas céntricas. El gobierno municipal asignó 6000 taxis para que los 11 millones de residentes puedan transportarse si así lo necesitan. Las nuevas medidas se suman a la suspensión de vuelos y trenes a Wuhan.

En la provincia de Hubei, la ciudad es el epicentro de una guerra sanitaria. Las autoridades llamaron a médicos adicionales -incluidos 450 oficiales del Ejército con experiencia en brotes anteriores, como SARS y Ébola- y anunciaron la construcción exprés de dos nuevos hospitales de 1000 camas cada uno; el primero estaría listo el 3 de febrero. Asimismo, enviaron 14.000 trajes protectores y 110.000 pares de guantes, barbijos y gafas.

La respuesta internacional

El contagio sin síntomas agrega una nueva dificultad a la contención del coronavirus. El control de la temperatura corporal es fundamental para evitar que el virus se extienda fuera de las fronteras. En Estados Unidos, por ejemplo, es la base de la estrategia, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que "ofrece pocos beneficios y requiere recursos considerables".

En conversación con la CNN, un asesor de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades estadounidense (CDC), William Schaffner, dijo que el anuncio "cambia todo" y que "si el doctor Ma está en lo cierto", el país tendrá que revisar su estrategia de contención.

Estados Unidos, que confirmó su quinto caso de coronavirus, reforzó su respuesta. El CDC asignó el viernes una alerta de nivel 3 para la provincia de Hubei, que sugiere evitar todo "viaje no esencial" a esa zona. El Departamento de Estado anunció que evacuará al personal del consulado general de Estados Unidos en Wuhan y que podrá transportar en ese vuelo a un número limitado de ciudadanos estadounidenses, con prioridad para aquellos que tengan mayor riesgo de contraer el nuevo virus.

Francia y Japón confirmaron que están preparando evacuaciones similares. La compañía automotriz francesa Grupo PSA también está evaluando evacuar a sus empleados de la ciudad, ponerlos en cuarentena y llevarlos a Francia.

Aunque la mayoría de los casos aparecieron en China, se reportaron casos en Tailandia, Taiwan, Japón, Corea del Sur, Vietnam, Singapur, Malasia, Nepal, Francia, Australia y Estados Unidos.

El rápido aumento de infectados y víctimas mortales no implica, necesariamente, que la crisis está empeorando. Podría reflejar la mejora en monitoreo y reporte respecto del virus.

Aunque no está claro qué tan letal es el nuevo coronavirus, sí se sabe que la mayoría de los muertos eran personas mayores, algunas con condiciones preexistentes que empeoraban la capacidad de su cuerpo para defenderse del virus. Los síntomas son fiebre, tos, silbido al respirar y neumonía. Los coronavirus constituyen una amplia familia que incluye el resfriado común y el temido síndrome respiratorio agudo grave (SARS).

Agencias AP y DPA