El chimpancé fugado de un zoo ucraniano vuelve a casa en bici

·2 min de lectura

Járkov, una de las ciudades ucranianas más castigadas por los ataques rusos desde que la invasión comenzó el pasado mes de febrero, es donde han sido grabadas unas imágenes cuanto menos curiosas con un chimpancé como protagonista y que están causando sensación de las redes sociales. Uno de los vídeos ha acumulado millones de visualizaciones en poco más de 24 horas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Compartido por la periodista de Outriders, Hanna Liubakova, en Twitter, lo que se ve en la grabación viral es a un chimpancé que pasea y corretea por la calle. En un momento dado se le acerca una chica con un chubasquero amarillo y cuando se pone a llover se lo pone al animal. Ambos se dan un abrazo y poco después se ve al chimpancé subido a una bicicleta ya sin el chubasquero puesto y acompañado por dos personas más.

Según informan medios internacionales como The Guardian y Newsweek, el protagonista de esta secuencia es Chichi, un chimpancé del zoo de Járkov que se escapó el pasado lunes. Durante un tiempo estuvo residiendo en otro emplazamiento, al que tanto él como otros animales fueron trasladados por su seguridad cuando comenzaron los ataques rusos sobre la ciudad. Al menos un centenera murieron, pero Chichi logró volver a casa con vida.

Sin embargo, el lunes se escapó del zoo y desde entonces había sido visto en las cercanías rondando por las calles y los parques. Trabajadores del zoo lo localizaron y se desplazaron al lugar para intentar devolverlo sano y salvo a su residencia habitual. La mujer con el chubasquero amarillo es una de las empleadas del zoo, que se acercó al animal para convencerlo. Una vez hecho el acercamiento, Chichi accedió, como se ve en el vídeo, a regresar. Y lo hizo a lomos de la bicicleta de otro de sus cuidadores.

Las imágenes del simio con chubasquero y en bicicleta están dando la vuelta al mundo por la singularidad de la escena, pero también por dónde han sido grabadas, en una de las ciudades más castigadas por los ataques rusos.

Como recuerdan en The Guardian, Járkov ha sufrido bombardeos diarios desde que empezó la guerra, pero desde hace unas semanas el centro, donde se ubica el zoológico, está siendo menos atacado una vez que derribaron los principales edificios administrativos. La relativa seguridad hizo que se tomase la decisión de volver a trasladar a los animales a su hábitat habitual.

EN VÍDEO | Osos hambrientos acompañan a un autobús turístico