1 / 15

La represión en Chile durante las protestas deja cientos de personas con lesiones oculares

Jean Espinoza, de 22 años, posa en una habitación de hotel en Santiago de Chile. Su ojo derecho recibió el impacto de un perdigón durante una protesta en su ciudad natal, Iquique, y tras días de espera en el Hospital del Salvador de la capital certificaron que había perdido la visión. (Foto: Jorge Silva / Reuters).

FOTOS | La represión en Chile durante las protestas deja cientos de personas con lesiones oculares

Chile lleva varias semanas en la calle denunciando la desigualdad social heredada de la dictadura y el alto coste de vida. Desde el inicio de las protestas a mediados de octubre por la subida de las tarifas del transporte público, han ido aumentando el número de manifestantes, la tensión, la violencia y la represión policial. La fiscalía del país estudia miles de denuncias de presuntos abusos cometidos por las fuerzas de seguridad durante los disturbios y el propio presidente, Sebastián Piñera, reconoció que han existido.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos denunció que el uso excesivo de la fuerza ha causado lesiones oculares a cientos de personas. Según el Colegio Médico de Chile, son más de 200 los casos de manifestantes que han perdido uno de sus ojos tras ser alcanzados por los perdigones y los balines disparados por la policía desde el inicio de las protestas. Algunos de ellos quedaron totalmente ciegos.

El caso más conocido es el de Gustavo Gatica, un estudiante de psicología de 21 años que recibió dos impactos de balines disparados por agentes antidisturbios en la Plaza Italia de Santiago de Chile. Según los testigos, no participaba en los disturbios y simplemente se dedicaba a fotografiar a los manifestantes. Perdió la visión en su ojo izquierdo y el derecho quedó a espera de evolución.

Más historias que te pueden interesar: