Chile se prepara para abordar el plebiscito con la amenaza de la pandemia

Víctor García
·5 min de lectura

SANTIAGO.- Un bolígrafo azul, el documento nacional de identidad y una mascarilla. Este domingo se realizará en Chile el plebiscitoque definirá si se establece una nueva Constitucióny estos tres elementos serán tan indispensables que, sin uno de ellos, no se podrá votar.

Condicionado -en su diseño- por la pandemia del coronavirus y con un padrón de más de 14 millones de potenciales votantes, el plebiscito chileno se realizará bajo estrictas medidas sanitarias y con altas expectativas de participación.

Coronavirus: la dramática carta de 100 científicos al gobierno italiano para pedir medidas drásticas

Los analistas estiman que más de seis millones de votantes podrían concurrir a las urnas y se espera una masiva participación de jóvenes que no participaron en elecciones anteriores. En contraste, una investigación del centro de estudios Espacio Público, advirtió sobre una probable baja participación en territorios donde hubo más casos y muertes por Covid-19.

Convocado inicialmente para el 26 de abril de este año y luego postergado para el 25 de octubre debido a la expansión de la pandemia, el referéndum también estará marcado por el amplio favoritismo de la opción de "Apruebo" para un cambio de la Carta Magna.

"Debemos cuidar por una parte la salud de la población, pero también cuidar la salud de la democracia. Lo hemos dicho otras veces: la democracia no se detiene, no la detendrá ningún virus como las fake news que afectan hoy lo electoral, ni tampoco la va a detener la violencia, ni tampoco la va a detener un virus como el Covid-19", dijo en la antesala del referéndum el presidente del Servicio Electoral de Chile (Servel), Patricio Santamaría.

Chile alcanzó los 498.906 contagiados por coronavirus desde que el pasado 3 de marzo de inició la pandemia. En las últimas horas se reportaron 1773 nuevos infectados y se sumaron 52 muertes por Covid-19, totalizando 13.844 víctimas por la enfermedad.

"Sabemos que algunas actividades de votación que se han desarrollado en otros países no han tenido un impacto en los rebrotes o en el aumento de los casos, sobre todo si estos procesos se hacen ordenados y manteniendo todas las medidas que ha dictado el propio Servel (...) Si eso se mantiene, nosotros esperamos que sea un proceso exitoso desde el punto de vista epidemiológico", dijo la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches.

Varias comunas de Santiago, en todo caso, se encuentran en varias etapas de desconfinamiento. Varios restaurantes volvieron a abrir sus terrazas para atender al aire libre, y lugares críticos como gimnasios y cines también están a pasar de operar nuevamente.

"En las comunas que están en cuarentena o transición (el segundo de los cinco pasos del plan oficial de desconfinamiento), las personas solo con su documento nacional de identidad van a poder ir a vota r. Pero si quieren realizar otro trámite esencial, van a tener que sacar un permiso", explicó la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell.

Medidas

En conjunto con el Ministerio de Salud, el Servel elaboró un plan con diversos protocolos para evitar posibles contagios durante el proceso electoral. A ello también se sumó la elaboración de varias fórmulas para disminuir el número de electores por local de votación y, de paso, reducir las aglomeraciones.

En un clima de alta expectativa y con proyecciones de participación en torno a los seis millones de votantes, la autoridad convocó a diversas entidades para asesorar, desde lo técnico, la elaboración medidas que se implementarán este domingo y en las que destacan un horario extendido de votación (que arrancará a las ocho y finalizará a las 20) y un horario exclusivo para personas de 60 o más años de edad, que va de las 14 a las 17.

Los electores podrán llevar su propio bolígrafo azul para votar y firmar el padrón de mesa, mientras que uso de mascarilla será obligatorio. Igualmente, se exigió acudir al lugar de votación sin acompañantes, a menos que se necesite asistencia para votar, la higienización de manos con alcohol gel antes y después de sufragar, y se advirtió sobre la necesidad de respetar el distanciamiento social entre los vocales de mesa y en las propias filas que se originen en la espera.

Subastan siete discursos de Hitler dirigidos a sus partidarios antes de la guerra por 190.000 euros

"Todas las situaciones que signifiquen aglomeraciones implican un riesgo de contagio, eso es evidente. Sin embargo, el plebiscito es una actividad coordinada, organizada y previamente fiscalizada, por lo que es mucho más probable que si se logra adherir a las medidas básicas que se han recomendado, se reduce significativamente el riesgo de contagio", comentó a LA NACION Ignacio Silva, infectólogo y académico de la Universidad de Santiago.

A los vocales de mesa, en tanto, se les proveerá de escudos faciales, mascarillas para vocales de mesa (dos del tipo KN95 por persona, para recambio durante la jornada), y desinfectantes a base de alcohol o cloro para limpieza de superficies y el cuarto oscuro.

Con respecto a otros consejos para enfrentar la votación, el doctor Paulo Granata, coordinador de la Red de Urgencia Redsalud, abordó otro aspecto.

"La primera recomendación es incluir mascarillas adicionales, ojalá más de dos, sobre todo para las personas que usan insumos desechables, aunque también aplica para quienes tienen mascarillas reutilizables. La razón de esta medida es simple: no sabemos cuánto tardará una persona en votar y, por lo mismo, hay que considerar que todo el proceso entre ir, sufragar y volver al hogar, puede tardar más de dos horas", indicó el doctor.