Chile da el penúltimo paso hacia la aprobación del matrimonio igualitario

·4 min de lectura

El histórico proyecto de ley que permitiría legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo dio este martes un paso más en Chile, al ser aprobado en la Cámara Baja. El proyecto original fue presentado al Congreso en 2017, por el Gobierno de la entonces presidenta Michelle Bachelet. No obstante, el debate recién avanzó en junio, cuando Sebastián Piñera anunció que apoyaría la iniciativa.

En una sesión que terminó con aplausos, la Cámara Baja de Chile aprobó este martes 23 de noviembre un proyecto de ley que permitiría el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los diputados lo aprobaron por amplía mayoría (101 votos a favor, 30 en contra y 2 abstenciones), dejando la progresiva norma a un paso de convertirse en ley, puesto que ahora solo falta el aval definitivo del Senado, donde parece tener el apoyo necesario.

La iniciativa legislativa, además de llamar matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo, permite la adopción y la filiación. Es una de las mayores luchas de los colectivos LGTBI en Chile, donde las personas homosexuales solo pueden unirse bajo la figura del Acuerdo de Unión Civil (AUC), que no reconoce derechos filiativos.

La ley al servicio "del amor entre todo tipo de parejas"

"El matrimonio igualitario es la protección de la familia, una cuestión urgente y que constituye una luz de esperanza para el país", reaccionó Isabel Amor, directora de la Fundación Iguales, una de las plataformas LGTBI más activas del país.

"Creemos en la dignidad de los distintos tipos de familia, la ley tiene que favorecer que el amor pueda desarrollarse entre todo tipo de parejas", declaró por su parte el diputado democratacristiano Matías Walker.

Como la Cámara Baja introdujo algunos cambios en el proyecto de ley, éste deberá ser aprobado de nuevo por la Cámara Alta, antes de ser enviado al presidente de centro-derecha Sebastián Piñera.

Entre los cambios que introdujo la Cámara Baja, se encuentra la adopción de una terminología más neutral en cuanto al género, como el cambio de las palabras "marido" y "mujer" por cónyuge.

Sebastián Piñera fue inesperadamente uno de los precursores del proyecto

La comunidad LGBTI de Chile tiene esperanza de que la última revisión del texto por el presidente no sea un obstáculo para su aprobación. En efecto, el pasado julio, Sebastián Piñera declaró que había "llegado el tiempo" de aprobar la iniciativa. Hasta instruyó al Parlamento que lo debatiera con urgencia.

La decisión sorprendió, ya que el tema no estaba en la agenda pública. Además, como líder derechista, el mandatario jamás había apoyado públicamente el matrimonio igualitario.

Por lo que este martes, la parlamentaria oficialista Ximena Ossandón lamentó que Piñera hubiera urgido el debate: "No es lo mismo una relación entre dos hombres que una heterosexual, aunque la ley lo diga. La misma naturaleza pone sus barreras", lanzó.

A lo que contestó el diputado Diego Ibáñez, del Frente Amplio: "Frente a los discursos de violencia y odio, hace falta responder con amor".

Sin embargo, la iniciativa fue inicialmente promovida por la expresidenta socialista Michelle Bachelet (2014-2018). El proyecto se había presentado en 2017 por su impulso, antes de quedar estancado durante casi cuatro años.

Y los Chilenos tuvieron que esperar hasta julio para que la iniciativa fuera aprobada una primera vez en el Senado, con una amplia mayoría de 28 votos a favor y 14 en contra.

Chile, el octavo país de América Latina en legalizar el matrimonio igualitario

Ahora solo resta la tercera y última etapa del proceso: un nuevo paso por el Senado. Y si se aprueba, se convertirá en ley 90 días después de que el proyecto se publique en el boletín oficial del gobierno.

Chile se convertiría entonces en el octavo país de América Latina en legalizarlo, después de Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y varios estados de México.

El país sudamericano de 19 millones de habitantes tiene desde hace tiempo una reputación conservadora, incluso en comparación con sus pares latinoamericanos, profundamente religiosos.

Aun así, en los últimos años, Chile dio muestras de moverse hacia la izquierda en cuestiones sociales y culturales, y una gran mayoría de chilenos apoya ahora el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Con EFE, Reuters y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente