Un chico se enfrenta a tres años de cárcel por la muerte del agresor de su madre

·2 min de lectura
Una mujer sostiene una pancarta contra la violencia machista en una manifestación en Madrid, el 6 de agosto de 2021.  (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Una mujer sostiene una pancarta contra la violencia machista en una manifestación en Madrid, el 6 de agosto de 2021. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Lo cuenta el diario valenciano Levante: un chico de 22 años que defendió a su madre de su maltratador hasta el punto de acabar con la vida del hombre se encuentra ahora acusado un delito de lesiones en concurso medial con un homicidio por imprudencia grave, lo que le puede acarrear una pena de tres años de cárcel. También se le reclaman al joven 220.000 euros en concepto de responsabilidad civil, que irían a indemnizar a la familia del fallecido.

Es lo que pide el fiscal en la revisión de un caso acaecido en la localidad de Torrent, frente a la que la defensa del hombre pide la libre absolución. Los hechos sucedieron el 25 de noviembre de 2019, cuando el hombre muerto fue a la casa de su expareja, la madre del chico ahora acusado. Al parecer, había bebido y tomado drogas y empezó a golpear la puerta, reclamando a la mujer que abriera. Una escena que se produjo ante su hija de siete años.

Según declaró probado el Juzgado de Violencia sobre la Mujer justo el día de su fallecimiento y cita Levante, a la mujer “la agarró fuertemente del cuello y la empujó causándole lesiones”. La defensa del hijo, que medió en la agresión, sostiene que el muchacho sólo intentaba evitar los golpes, sin más intención. Los golpes que se detectaron en el cuerpo del fallecido, añaden, procederían de “autolesiones”, que se causó él mismo “mientras decía que les iba a arruinar la vida”, ahonda la información.

El agresor, identificado como L. T., de 47 años y con patologías previas, fue llevado al Hospital General de Valencia y allí se le recomendaron unas radiografías para descartas lesiones internas, pero al parecer se negó a que se las hicieran. En las exploraciones, ningún médico notó fractura de costillas ni punciones en el pulmón así que se le dio el alta, recomendando controles.

El hombre fue arrestado en el centro sanitario y al día siguiente se le sometió a un juicio rápido, “en el que fue condenado por conformidad por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número uno de Torrent”. Fue más tarde cuando “cayó desplomado en la puerta del domicilio de su hermano”. Tuvo un shock hipovolémico, dijo la autopsia, que se causó porque tenía roto el bazo.

El joven que le había golpeado fue inicialmente procesado por un homicidio doloso, pero al final la acusación se ha modificado. En cualquier caso, “en las actuaciones no se han encontrado indicios de una voluntad decidida de quitarle la vida ni siquiera de forma probable, asumiendo así las eventuales consecuencias, sino de impedir que el mismo agrediera a su madre visto el estado de excitación que presentaba”, puntualiza la jueza, según explica Levante.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente