Esta chica perdió 45 kilos haciendo kickboxing y running

·8 min de lectura
Photo credit: Chloe Campos
Photo credit: Chloe Campos

Me llamo Chloe Campos (@fitgirl_felicity), y tengo 30 años. Vivo en Greenville, Carolina del Sur. Estoy sacándome la certificación de coach wellness y trabajo a tiempo parcial en un gimnasio de kickboxing y una tienda de zapatillas de running. Para llevar un estilo de vida más saludable, empecé una dieta con alimentos básicos y me inicié en el running y kickboxing.

He tenido problemas de peso desde que tengo memoria. Recuerdo a mi madre con la necesidad continua de estar delgada y creo que de ahí me viene. Empecé a hacer dieta desde que era niña, con 11-12 años. Utilizaba la comida para hacer frente a los problemas que pasaban en mi vida, era (y sigo siendo) un comedor emocional que utilizaba la comida como consuelo. Esto me hizo subir de peso con mucha rapidez, especialmente cuando entré en la universidad.

Antes de que comenzara mi transformación, estaba muy deprimida . Tuve muchos problemas de autoestima. Fumaba, bebía mucho casi todos los días, no tenía energía, estaba quemada, enfadada y apenas podía agacharme para atarme los zapatos. Me sentí como si fuera el caparazón de una persona. Realmente no reconocí a la persona en la que me había convertido, y fue realmente duro. Estaba buscando amor y consuelo de todas las formas equivocadas, no sabía cómo comunicar mis necesidades o lo que me molestaba y usaba la comida para sobrellevarlo.

En 2017 pesaba 116 kilos, con 26 años. En ese momento pasé por diferentes experiencias que me hicieron darme cuenta de mis malos hábitos.

Me negué a ir al médico para evitar la conversación de "has subido de peso desde la última vez" y tuve un ciclo en el que subía y bajaba de peso, así fueron los últimos 10 años. Además, combinado con fumar, la mala alimentación, no hacer ejercicio y estar en un ambiente laboral tóxico afectó a mi salud mental y física. Me sentía muy sola.


El día de mi 26 cumpleaños fui con mis amigos a un bar. Para ser sincera, no tengo muchos recuerdos de esa noche, solo recuerdo estar muy borracha y tener un accidente de camino a casa.

Al día siguiente tenía un viaje para visitar a una amiga y a su marido y estuve todo el viaje reflexionando sobre lo que había pasado en mi cumpleaños, cómo iba mi vida hasta ese momento y me sentí muy triste. ¿Cómo había dejado que las cosas llegaran a ese punto? Después de ese viaje en 2017 supe que necesitaba cambiar.

Mi madre me animó a dejar el trabajo tóxico y a centrarme en mi salud

Lo hice, y también me di cuenta de que tenía que cambiar mi entorno. Me mudé a Carolina del Sur a principios de 2018 para vivir con mi amiga y su marido hasta que pudiera recuperarme.

Sabía que si esto iba a ser un nuevo comienzo tenía que ser responsable. Me había roto tantas promesas durante tantos años que decidí documentar todo el proceso en Instagram. Estaba muerta de miedo por exponerme tanto, pero cambió mi vida por completo.

Me di cuenta que seguir las últimas tendencias para perder peso no era sostenible a largo plazo

También aprendí que no existe una dieta perfecta para todos, somos diferentes. Lo que puede funcionar para mí no funcionará para otra persona, y viceversa. Lo que funcionó para mí fue escuchar lo que mi cuerpo necesitaba para sanar. Lo que necesitaba, en pocas palabras, era volver a lo básico.

¡La dieta que funciona para mi cuerpo es más alimentos integrales y menos restricciones! Se trata de comer más vegetales, proteínas de calidad, grasas saludables y beber mucha agua. Si incorporo más verduras y frutas, querré menos azúcar y conservantes.

Esto me ha funcionado porque la mayoría de las dietas que he hecho en el pasado eran restrictivas. Ser capaz de no restringirme en realidad disminuyó mis antojos de alimentos procesados. ¡Me encanta la comida, y creo que deberías disfrutarla! No eliminé los alimentos procesados, y tampoco me concentré tanto en eliminarlos, simplemente los descarté y agregué más alimentos ricos en nutrientes que me hicieron sentir bien.

Encontré una comunidad online, Fit Girls, que ayuda a mujeres a empezar este proceso

Proporcionan planes fáciles de comidas y ejercicio para ayudar a personas como yo a comenzar e implementar un estilo de vida más saludable en 28 días. El plan consiste principalmente en aprender a cocinar comidas más saludables que incorporen alimentos integrales, y un consumo alrededor de 1400 calorías por día. En última instancia, realmente me ayudó a crear hábitos más saludables para mí.

La comunidad ( @fitgirlsguide ) también incorpora desafíos cada mes, como beber al menos 3 litros de agua y dar 10.000 pasos al día. Fue divertido porque no estaba sola. Si tenía dificultades, sabía que mis compañeras estarían allí para ayudarme y yo también estaría allí para ellas.

Esto es lo que como ahora en un día

  • Desayuno: un vaso de agua con polvo de electrolitos Ultima y un café con una cucharada de proteína en polvo.

  • Comida: últimamente hago muchos brunch. Dos huevos revueltos, una salchicha de pollo, una ensalada de pepino y queso feta, agua con gas y algún tipo de grasa saludable

  • Snacks: lonchas de pavo, zanahorias, arándano... Por lo general, mi almuerzo es bastante copioso, por lo que no tengo tanta hambre a media tarde.

  • Cena: trato de cocinar al menos tres comidas en casa durante la semana. Mi prometido y yo rotamos en la cocina. Últimamente ha sido salmón con judías verdes y arroz basmati, hamburguesa de pavo con ensalada mixta y pollo asado con puré de coliflor y coles de bruselas.

  • Postre: ¡helado! Suelo tomar postre varias veces a la semana.

Cuando empecé, lo primero que hice fue ejercicio porque pensé que era la forma más rápida de perder peso

Al principio me daba miedo ir al gimnasio. Recuerdo sentarme en el aparcamiento un rato antes de reunir fuerzas para entrar, básicamente porque me daba vergüenza que la gente me mirara. Además, no estaba segura de lo que iba a hacer una vez dentro. Me centré en las máquinas de cardio como la elíptica y la cinta de correr.

Descubrí que me gustaban los entrenamientos en casa, realmente me gustaba hacer las rutinas de ejercicios o los entrenamientos que encontraba en Pinterest o Instagram que podía hacer en mi habitación. Poco a poco, se hizo más fácil cuanto más movimiento incorporaba cada día. Cuando comencé este proceso, hacía ejercicio seis días a la semana, generalmente una combinación de clases grupales de entrenamiento cardiovascular y de fuerza en el gimnasio. Ahora es un poco diferente. Por lo general, hago ejercicio de tres a cuatro veces por semana, desde kickboxing hasta salir a caminar o correr, o hacer un entrenamiento HIIT rápido en mi oficina si tengo poco tiempo.

Durante muchos años tenía ganas de poder correr, pero debido a mi peso, era muy difícil. Durante la cuarentena, estar en parques y en la naturaleza fue muy bueno para mí física y mentalmente. Al principio era solo caminar, pero luego me entraban ganas de correr. Mi prometido es runner y él fue quien realmente me ayudó durante este tiempo. Ahora, correr es una de mis formas favoritas de despejar mi mente y mover mi cuerpo. Recientemente hice mi primera carrera de 5K. La completé en 31 minutos (¡mi objetivo era completarlo a en 40 o menos!).

¡Mi otro entrenamiento favorito es el kickboxing! No solo es súper divertido, sino que también es una de las mejores formas de liberar el estrés . ¡Después de tener un día duro, poder patear y golpear un saco y sacar tu frustración es lo mejor!

3 cambios que hicieron que mi pérdida de peso fuera un éxito

Incorporé los alimentos correctos que funcionan para mi cuerpo. Hay tantas teorías y enfoques dietéticos diferentes por ahí. Lo que puede funcionar para tu amigo puede no funcionar para ti. Escucha a tu cuerpo, experimenta con diferentes alimentos, vuelve a lo básico (incorpora más verduras y frutas, grasas saludables, proteínas de calidad y una ingesta adecuada de agua) y elimina los alimentos procesados. ¡Puedes tomar tarta y comer verduras también! La comida es divertida, no olvides divertirte.

Encontré un entrenamiento que amo. Debes hacer ejercicio porque amas y quieres honrar tu cuerpo. Elige disciplinas que sean divertidas, algo que quieras hacer todos los días. ¡Tener una persona que te acompañe también lo hará más agradable! Si actualmente estás haciendo un ejercicio que odias, ¡deja de hacerlo!

Empecé a creer en mí misma y a quererme . Si crees que no puedes, entonces no puedes. Si no crees en ti misma, ¿quién lo hará? La relación más importante es la que tienes contigo misma. Comienza a practicar la gratitud, el amor propio y las afirmaciones positivas. Le enseñas a tu mente lo que es importante: ¡tú! La dieta y el ejercicio solo pueden llevarte hasta cierto punto. Puedes comer todo el brócoli y la quinoa del mundo y hacer ejercicio seis días a la semana, pero si no puedes amarte a ti misma y al cuerpo en el que estás ahora, nada va a cambiar.

He perdido más de 45 kilos en los últimos 4 años

He tenido muchos altibajos desde que empecé, pero el año pasado volví a comprometerme y perdí lo que quería perder. Pero para mí realmente no se trata de lo que dice la báscula. Para mí es más importante sentirme bien, fuerte y aceptarme plenamente. El número en la báscula no determina mi valor o éxito, sino que hay muchas otras victorias que no están en tu peso y que tienes que celebrar.

Cuando comencé este viaje hace cuatro años, mi objetivo principal era estar saludable y sentirme mejor. Odiaba la vida que estaba viviendo entonces, y no quiero volver a ser como me sentía. La salud es compleja y me doy cuenta de que, aunque perdí peso, las mismas luchas y problemas internos con los que estaba lidiando siguen ahí.

Todavía lucho con el cuerpo en el que estoy, aceptándome completamente como soy. Me tomó mucho tiempo mirarme en el espejo y decirme algo bueno sobre mí mismo y realmente creerlo. Ojalá alguien me hubiera dicho desde el principio que el trabajo interior es mucho más importante que el exterior. Una vez que haces el trabajo interior, todo lo demás encaja.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente