El día que Zapatero se estrelló electoralmente con otro bono: el cheque bebé

·3 min de lectura
Zapatero, en una imagen en La Moncloa en 2007 (Photo credit should read JAVIER SORIANO/AFP via Getty Images)
Zapatero, en una imagen en La Moncloa en 2007 (Photo credit should read JAVIER SORIANO/AFP via Getty Images)

Lo de gobernar a golpe de ayudas en forma de ‘cheque’ no es algo nuevo ni que haya inventado el PSOE de Pedro Sánchez con el ‘cheque alquiler' y el ‘cheque cultural’. Ambos para jóvenes y ambos polémicos antes incluso de su aplicación. José Luis Rodríguez Zapatero puso en práctica, sin demasiado éxito y por poco tiempo, el llamado ‘cheque bebé’ en 2007. Hace solo unos meses, Isabel Díaz Ayuso anunciaba, con mucha letra pequeña, una nueva política para fomentar la natalidad heredera en parte aquel fracaso de Zapatero.

Era 2007 cuando el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, decidió ayudar de alguna manera a quienes se decidían a tener un hijo, biológico o adoptado, con una ayuda de 2.500 euros. Esta podía ser de 1.000 euros más en caso de familias monoparentales, numerosas o con discapacidad. Se anunció, se aprobó aquel año y se puso en practica en medio de las críticas de la oposición que calificó, como recordaba RTVE, de electoralista la medida. Se empezó a aplicar en verano de 2007 y las elecciones fueron en 2008. El PSOE las ganó y él fue reelegido.

La secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, se refirió a la ayuda como “cheque voto”; Izquierda Unida la calificó de “oportunista” y CiU hizo notar que hacían falta iniciativas más “coyunturales” que económicas como esta. Pese a las críticas, el ‘cheque bebé’ se aplicó y solo en su primer año se beneficiaron de él más de 400.000 familias. Estuvo vigente hasta 2010, cuando el propio Zapatero anunció la cancelación de una de sus medidas estrella, que nunca fue bien vista por todo el mundo y recibió todo tipo de críticas.

Y es que, además de las pronunciadas por otros partidos ya mencionadas, hubo que modificar las condiciones sobre la marcha ya que hubo quejas por los criterios. Por ejemplo, el hecho de que para poder solicitarla (lo hacía la madre) se exigiese ser española o residente en España durante dos años dejaba fuera a las madres de parejas mixtas con menos de dos años de residencia. Se cambió. No se modificó sin embargo otro de los puntos controvertidos, que la cuantía a percibir fuese la misma para todos independientemente de su situación económica.

Pero quizá la razón definitiva de la muerte del ‘cheque bebé’ estuvo más en el agujero suponía para arcas públicas. Según los datos publicados por el Gobierno en agosto de 2008 y recogidos por RTVE, en su primer año de aplicación el gasto fue de más de 1.000 millones de euros. Unas cifras que no convencían a Pedro Solbes, Ministro de Economía, quien mostró abiertamente sus discrepancias en este sentido con Zapatero. Y, más aún, en mitad de una crisis como la que estalló en 2008. Otra medida con la que también se encontró en frente a su ministro el presidente del Ejecutivo socialista fue con la deducción de 400 euros en el IRPF para todos.

Los números no cuadraban, vio la luz a las puertas de una campaña y acabó cayendo en el saco de medidas que se anunciaron a bombo y platillo y fueron canceladas poco tiempo después. Isabel Díaz Ayuso ha recuperado la idea básica del ‘cheque bebé’ de Zapatero, que Podemos quería incluir en los Presupuesto pero que, según publica El Economista, se ha quedado fuera.

La diferencia entre la ayuda para fomentar la natalidad de la presidente de la Comunidad de Madrid y del expresidente socialista es que la de la primera es más cuantiosa y prolongada en el tiempo (se trata de una ayuda mensual hasta que el bebé cumpla dos años) y tiene tanta letra pequeña que serán pocas las madres que puedan solicitarla.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente