Chavismo toma de nuevo las calles en rechazo al bloqueo y "agresión" de EE.UU.

1 / 3
Fotografía cedida este miércoles por Prensa de Miraflores en la que se registró al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un acto de Gobierno, en el centro de Caracas (Venezuela). EFE/Prensa de Miraflores

Caracas, 7 ago (EFE).- Miles de chavistas volvieron este miércoles a las calles de Caracas para manifestar su rechazo al bloqueo de los bienes estatales de Venezuela en territorio estadounidense decretado por el presidente de ese país, Donald Trump, una medida que califican como una "nueva agresión".

"Se ha levantado un sentimiento de patria, de nacionalismo, de amor por nuestro país, por nuestro suelo patrio, ante una nueva agresión del imperialismo, una nueva agresión en medio de la locura de los genocidas que gobiernan a Estados Unidos", dijo el considerado número dos del chavismo, Diosdado Cabello, a periodistas.

Como es habitual, Cabello encabezó la marcha del chavismo que recorrerá poco más de dos kilómetros del centro de la capital venezolana para llegar al Panteón Nacional.

"Estados Unidos está absolutamente equivocado, el gobierno genocida de Donald Trump está absolutamente equivocado con Venezuela, no nos vamos a rendir, estas cosas lo que hacen es unirnos más", dijo el también primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Aseguró que en otros estados también están ocurriendo manifestaciones para rechazar el "bloqueo" del Gobierno de Trump, al que se dirigió para decir que no logrará sacar a Nicolás Maduro de la Presidencia.

La manifestación contó con la participación de trabajadores públicos, ministros, movimientos sociales que apoyan al chavismo y los distintos dirigentes del partido de Gobierno.

Se desconoce si el gobernante participará en el acto de conclusión de la marcha en la que algunos de los asistentes consultados por Efe manifestaron su desacuerdo con la medida que anunció el lunes Trump.

"Cuando un país está en detrimento o en necesidad debería ser apoyado y no que lo priven más", dijo a Efe Carmen Sojo, empleada de la Inspectoría del Trabajo.

Otros, como el escolta del Ministerio del Trabajo, Franklyn Moterán, exigieron respeto para la población venezolana.

"No tienen derecho a meterse en nuestros problemas (...) somos libres y soberanos", indicó al tiempo que instó al Gobierno de Maduro a seguir trabajando "como lo ha hecho hasta ahora".

El pasado lunes, Trump impuso un bloqueo total a los bienes estatales del Gobierno de Venezuela en territorio estadounidense, en un nuevo paso en el intento de deponer a Maduro como mandatario y al que califica de "dictador".

La medida ha sido calificada por el Ejecutivo de Maduro como una "una nueva y grave agresión" de "terrorismo económico" y ha dicho que afectarán la compra de alimentos y medicinas para el país, aunque EE.UU. ha asegurado lo contrario.

A juicio del oficialismo, las medidas tomadas por Trump "apuestan por el fracaso del diálogo político en Venezuela", que se lleva a cabo en Barbados bajo los auspicios de Noruega, y esgrimen que es porque en EE.UU. "le temen a sus resultados y beneficios".