Un intento de vuelta rápida de Charles Leclerc escupe la crítica realidad de Ferrari

·4 min de lectura
Charles Leclerc se ha quedado casi sin opciones de título después de otro día con problemas en Ferrari (Photo by Alessio Morgese/NurPhoto via Getty Images)
Charles Leclerc se ha quedado casi sin opciones de título después de otro día con problemas en Ferrari (Photo by Alessio Morgese/NurPhoto via Getty Images)

Si algo ha quedado claro tras el Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1 es que Ferrari tiene un problema muy grave. Mientras que Red Bull ha sabido anteponerse a los primeros contratiempos de la temporada, los de Maranello se han vuelto a estancar en su evolución y han pasado de estar luchando por el título a tener que preocuparse más por asegurarse el segundo puesto. Y el ejemplo perfecto para ver esta decaída es el intento de vuelta rápida de Charles Leclerc en Spa con todo a su favor para llevarse un punto extra para casa.

Es cierto que el trazado belga favorece mucho más los puntos fuertes del Red Bull que los de Ferrari, pero las diferencias vistas este pasado fin de semana no tienen ningún tipo de sentido. Max Verstappen salía el 14º y Sainz primero; y después de 44 vueltas ha terminado a casi medio minuto del neerlandés. La diferencia de rendimientos entre la carrera de Hungría, un circuito revirado, y un trazado de potencia como el de este fin de semana ha sido escandalosa.

Pero es que Ferrari tampoco tenía mucho más que dar. Leclerc, quien está luchando el título, salía junto a Max y no había color entre un ritmo y otro. Pero el colmo llegó cuando intentó conseguir el que fuera un punto de pundonor que ha acabado siendo una pérdida ridícula de puntos para los italianos. Pongámonos en contexto: última vuelta, Leclerc entra a boxes para colocar la goma blanda y disponibilidad de DRS para recuperar la posición frente a Alonso. Con todo esto, sumado a un depósito casi vacío por completo, lo normal sería pensar que al menos a Ferrari le sería fácil alcanzar este punto extra de la vuelta rápida, por muy poco que significara. Y aún así no ha sido suficiente y Verstappen ha mantenido este honor.

Leclerc se negó

Para culminar otro día para reflexionar en Maranello, el propio Leclerc veía demasiada arriesgada la jugada y no quería entrar. Pero desde el muro han insistido y con las prisas el monegasco ha cometido el error ingenuo de sobrepasar la velocidad permitida en boxes y por la búsqueda de un solo punto se han perdido otros extra. Otro error más para añadir a larga lista de fallos estratégicos de 2022. Aunque en esto puede haber fallado Charles y es que seguramente, en el caso de que fuera Sainz el que viviera esta situación, el madrileño se hubiese impuesto a los deseos del equipo como ya hizo en Mónaco o Silverstone con el ya legendario ‘Stop inventing’.

Mattia Binotto, jefe del equipo Ferrari, con gesto de preocupación Spa-Francorchamps. Foto: GEERT VANDEN WIJNGAERT/POOL/AFP via Getty Images.
Mattia Binotto, jefe del equipo Ferrari, con gesto de preocupación Spa-Francorchamps. Foto: GEERT VANDEN WIJNGAERT/POOL/AFP via Getty Images.

Pero lo importante es ver como puede ser que Red Bull sea capaz de tener tan poca degradación con un ritmo alrededor de 0’5 – 1s más rápido por vuelta y Ferrari tenga que inventarse estrategias a la desesperada para intentar batir a los de Milton Keynes saliendo por delante de ellos. Que Sainz haya tenido que salir con blandos porque si no era imposible por puro ritmo es muy doloroso, teniendo en cuenta que a principios de año los que tenían que ingeniárselas con estrategias diferentes y arriesgadas eran los austriacos.

Por otro lado, que Ferrari se estanque en la evolución de un coche no es nada nuevo. Ya lo vimos con pilotos como Fernando Alonso en los años de 2012 o 2013 o con Sebastian Vettel en los años 2017 y 2018. Consiguen hacerse ilusiones con primeras mitades de año muy competitivas, pero cuando llega la hora de la verdad les pasan la mano por la cara sin despeinarse.

Cabe recordar que tras la carrera de Australia eran más de dos carreras de ventaja para Leclerc y a día de hoy, con más de la mitad de la temporada disputada, son casi cuatro carreras de ventaja frente al monegasco, que ya ha sido superado por Checo Pérez en la general, y en el campeonato por equipos en Ferrari están mucho más preocupados por mantener la distancia respecto a Mercedes (41 puntos) que recortar a los líderes de este 2022. El cambio de panorama para Ferrari es simplemente desolador.

Vídeo | Vettel comprende a Hamilton

Otras historias que te pueden interesar: