Charlene de Mónaco elige un vestido de novia para un look de fiesta

Photo credit: Arnold Jerocki - Getty Images
Photo credit: Arnold Jerocki - Getty Images

Hace tiempo que la moda comenzó a cuestionarse muchos de los códigos de estilo establecidos, normas silenciosas que marcaban la pauta y que ya parecen cosa del pasado. ¿Elegir un vestido de invitada para el día de tu boda o llevar un vestido de novia para un look de fiesta? Las que más saben de moda han dado un sí rotundo a esta pregunta y ahora ha sido una royal, Charlene de Mónaco, la encargada de confirmarlo en una de las galas más importantes del Principado.

La princesa acudió junto a su marido a la gala de la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco, una organización sin ánimo de lucro para la conservación del medio ambiente que fundó poco después de heredar el trono y cuya gala es uno de los acontecimientos más destacados de Mónaco cada septiembre. Para la cita, Charlene no dudó en apostar por un vestido capa en color blanco, convirtiéndose en la mejor inspiración para las novias de esta temporada.

La sudafricana apostó por un diseño que pertenece a la colección nupcial de la firma Halston, una cápsula que viaja a los orígenes de Halston y celebra su legado como la firma de referencia de los vestidos de fiesta de los años 70. Roy Halston supo combinar la comodidad con el glamour e instauró el uso de las telas fluidas y las drapeados en los vestidos de noche. Sus patrones viajan ahora desde la década de los 70 hasta 2022 para adueñarse de los vestidos de novia.

Pero, ¿por qué no convertirlos también en un look de fiesta? Eso es lo que ha hecho Charlene con este vestido largo y fluido de escote asimétrico, una de las tendencias favoritas de las novias más atrevidas, que han dejado atrás los escotes cuadrados y palabra de honor para jugar con esta silueta favorecedora que resta sobriedad y es el contrapunto perfecto de los diseños más minimalistas.

Este vestido de novia está disponible en la tienda multimarca Net-A-Porter y su precio es de 680 euros.

Un look con el que Charlene deja claro su gusto por la moda. Hace solo unos días la veíamos con una camisa transparente y ahora se ha atrevido con un vestido de novia para una gala, ¿cuál será el próximo estilismo inesperado de la princesa?