Ceuta y Melilla se felicitan por el fallo sobre las devoluciones en caliente

Los presidentes autonómicos de Ceuta, Juan Jesús Vivas (PP). EFE/Chema Moya/Archivo

Madrid, 14 feb (EFE).- Los gobiernos de Ceuta y Melilla se han "congratulado" este viernes por el fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos avalando las devoluciones en caliente en sus fronteras y han pedido "reforzar" los protocolos de actuación en sus fronteras con Marruecos.

En rueda de prensa, el portavoz del Gobierno ceutí, Alberto Gaitán (PP), ha destacado que el Gobierno autonómico presidido por Juan Jesús Vivas (PP) ha tratado en su reunión semanal de hoy este fallo.

"La resolución ampara el derecho que nos asiste y a la vez obligación de preservar y defender la integridad e inviolabilidad de nuestra frontera así como las actuaciones llevadas a cabo por nuestros guardias civiles y policías nacionales, que cuentan con nuestro reconocimiento, respaldo y apoyo", ha dicho el portavoz del Gobierno ceutí.

Alberto Gaitán ha añadido que esperan tras esta sentencia que el Gobierno español "actualice los protocolos y dote de los medios necesarios para el efectivo cumplimiento de éstos".

Asimismo, ha señalado que también esperan que "rectifiquen y pidan disculpas a todos los que han criticado los rechazos en frontera y la labor de nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado".

Por su parte el presidente de Melilla, Eduardo de Castro (Cs), ha dicho que la sentencia es "un apoyo" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que desempeñan su labor de custodia y vigilancia en la frontera.

A preguntas de los periodistas, De Castro ha señalado que el pronunciamiento le parece bien porque si no fuera así, "se crearía una situación un poco extraña", ya que "las fronteras hay que defenderlas" y "existen porque los países tienen una soberanía y territorios que defender".

Respecto a si esta sentencia podría reducir la presión migratoria sobre el perímetro fronterizo de Melilla y los intentos de entrada irregular, el presidente ha dicho que confía en que tenga un efecto "disuasorio" porque tras este pronunciamiento judicial, está claro que "entren los que entren, si se dan las circunstancias que prevé la sentencia, se devolverán".

Aunque ha reconocido que "a la gente que quiere buscar un futuro no le va a parar una valla o una sentencia", ha insistido en la necesidad de esta sentencia porque "hay que tener recursos jurídicos para hacer lo pertinente, en este caso una devolución en el momento que se le pille".

La manifestación se produce después del amparo a las devoluciones en caliente por parte de Estrasburgo, que en su sentencia definitiva de ayer revocó la condena que impuso a España por la expulsión a Marruecos de dos inmigrantes subsaharianos que saltaron la valla de Melilla en el 2014.

Según la sentencia dictada por unanimidad de 17 jueces de la corte europea, España no vulneró el artículo 13 (Derecho a un recurso efectivo) ni el artículo 4 del Protocolo 4 (Prohibición de expulsiones colectivas) del Convenio Europeo de Derechos Humanos.