Cómo aplicar en Ceuta lo aprendido en la Marcha Verde de hace 45 años

·4 min de lectura

La llegada de miles de inmigrantes a Ceuta en las últimas horas debido a la permisividad de las autoridades marroquíes ha traído a la memoria la Marcha Verde, que ocurrió hace 45 años. 

Aunque ambos sucesos son diferentes, sí que comparten algunas similitudes: la tensión entre España y Marruecos, el carácter estratégico de la decisión por parte del monarca marroquí, la movilización de miles de civiles pacíficos y la utilización de un gran número de menores para evitar represalias. Para recordar este episodio de la historia hay que viajar hasta el mes de noviembre de 1975.

Llegada de cientos de personas a las costas de Ceuta (EFE)
Llegada de cientos de personas a las costas de Ceuta (EFE)

Entonces España vivía una situación muy convulsa. Franco agonizaba (terminaría muriendo el 20 de noviembre) y el país se preparaba para iniciar una transición tras casi 40 años de dictadura. 

Mientras tanto en el Sáhara Occidental, las autoridades españolas tenían que convocar un referéndum de autodeterminación en el territorio que pusiera fin al periodo colonial, una postura a la que Marruecos se negaba reclamando su soberanía sobre el lugar. 

En este sentido, el dictamen del Tribunal Internacional de La Haya del 16 de octubre de 1975 concluyó que el Sáhara Occidental no tenía vínculos de soberanía ni Marruecos ni con Mauritania.

Teniendo en cuenta que por la parte legal no había resquicio, el rey Hassan II de Marruecos ideó una estrategia de presión dada la debilidad de España. El 6 de noviembre de ese mismo año se inició la Marcha Verde. 

Unos 350.000 civiles cruzaron la frontera desarmados, una marcha pacífica en la que el gran objetivo era que las tropas españolas no intervinieran y dejar clara la reivindicación marroquí sobre el territorio. Por otra parte, unos 25.000 soldados de las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos penetraron también por el este.

Una maniobra que guarda algunas similitudes con la actual. Miles de civiles pacíficos entran en el territorio, en este caso Ceuta, y lógicamente el Ejército, ni entonces ni ahora, va a atacar a unas personas completamente indefensas.

En ambos casos, la monarquía marroquí ha utilizado a la sociedad para lograr sus objetivos de presión. Ni en 1975, con el riesgo de escaramuzas, ni ahora, con el peligro de ahogarse en el mar, las autoridades del país alauí se han preocupado por las posibles víctimas entre la población que se pudieran producir como consecuencia de este acto de presión a España.

Miles de marroquíes entran en el Sáhara el 6 de noviembre de 1975. (Photo by Alain Nogues/Sygma/Sygma via Getty Images)
Miles de marroquíes entran en el Sáhara el 6 de noviembre de 1975. (Photo by Alain Nogues/Sygma/Sygma via Getty Images)

Al igual que ahora, la Marcha Verde la formaban personas normales y corrientes: niños, familias enteras y hombres y mujeres que en ambos casos se movían ante la posibilidad de un futuro mejor, ya fuera en el territorio ocupado o ahora en el continente europeo.

Si en 1975 la decisión estratégica correspondió a Hassan II y tenía como principal misión la entrega del territorio saharaui, ahora es su hijo, el rey Mohammed VI, el que ha permitido estos movimientos con el objetivo de protestar por la hospitalización de Brahim Ghali y fundamentalmente para conseguir que España reconozca la soberanía marroquí sobre el Sáhara tal y como hizo Donald Trump antes de abandonar la presidencia de Estados Unidos. 

Así pues, dos decisiones de calado con el Sáhara Occidental como telón de fondo y con Marruecos intentando ejercer su control sobre el territorio. Cabe destacar de todas formas que el reino alauí ha reivindicado también en ocasiones Ceuta y Melilla, por lo que no se puede tomar a la ligera lo ocurrido.

Hasta aquí llegan los parecidos de ambas crisis entre España y Marruecos, pero habrá que ver cómo evoluciona la situación en los próximos meses. En el caso de la Marcha Verde, finalmente los marroquíes terminaron saliéndose con la suya.

El rey Mohammed VI de Marruecos. (Photo by Carlos R. Alvarez/WireImage)
El rey Mohammed VI de Marruecos. (Photo by Carlos R. Alvarez/WireImage)

La cesión de España

El 9 de noviembre los civiles volvieron después de conseguir que España se abriera a negociar por el Sáhara. El 14 se firmaron los Acuerdos Tripartitos de Madrid por los que España cedió la administración del territorio saharaui a Marruecos y Mauritania. 

Un movimiento ilegal, según el derecho internacional, pero que le ha valido a los marroquíes para controlar la antigua colonia española los últimos 45 años, especialmente después de que los mauritanos terminaran renunciando a la soberanía tras varios años de guerra.

Actualmente el Sáhara Occidental sigue siendo un territorio pendiente de descolonización según Naciones Unidos y España continúa siendo la potencia administradora, pero todo este tiempo se ha mantenido el estatus quo (al menos hasta la decisión de Trump en 2020) con Marruecos controlando el territorio.

Está por ver cómo acaba la crisis de Ceuta y qué consecuencias tiene para cada una de las partes.

EN VIDEO I Un joven marroquí graba y enseña su viaje en patera hasta Canarias para mostrar la realidad de la travesía

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente