Centros de atención primaria de salud, corazón de ambiciosa campaña de vacunación en Israel

Ben SIMON, con Jonah MANDEL en Jerusalén
·3 min de lectura
Judío ultraortodoxo vacunado contra el nuevo coronavirus en Jerusalén, el 21 de diciembre de 2020

Simcha Barlow, de 75 años, se levanta con cuidado de su silla, muy contento de haber sido vacunado sin ninguna dificultad en una clínica de barrio en Israel, país que "va por delante del mundo entero" en la inmunización contra el coronavirus, según su primer ministro.

Unos dos millones de israelíes, sobre un total de nueve millones de habitantes, recibieron su primera dosis de la vacuna Pfizer BioNTech en el marco de una ambiciosa campaña, que comenzó el 19 de diciembre.

Según varios medios de comunicación, Israel pagó más que el precio de mercado para garantizar un suministro suficiente de esta vacuna. El ministerio de Salud no quiso comentar sobre el tema.

Benjamin Netanyahu, en campaña para las elecciones legislativas del 23 de marzo -y que debe comparecer próximamente en su juicio por corrupción-, pone de relieve su papel en esta campaña de vacunación, que lanzó ante las cámaras de televisión.

Afirma que sus conversaciones con los laboratorios Pfizer y Moderna permitirán vacunar a toda la población de Israel de más de 16 años de aquí a finales de marzo.

Más allá de los volúmenes comprados, los observadores consideran que el éxito de la estrategia del gobierno se explica por la implicación en la vacunación de las cajas de seguro de salud.

Cada israelí debe estar afiliado a una de las cuatro cajas de seguro médico del país que, gracias a la información de la que disponen, se ponen en contacto personalmente con los asegurados en relación con la vacunación.

Según Dov Chernichovsky, director del programa de salud pública del Centro de Investigación Taub, las autoridades podrían haber gestionado con eficacia la crisis sanitaria si hubieran implicado a estas cajas desde el comienzo de la pandemia.

Es "absurdo" haberlas descartado, sobre todo en el caso de las pruebas de detección, explica a la AFP, alegrándose de que el Estado "se haya despertado finalmente" y que "deje que las cajas hagan lo que saben hacer".

- Vacunación equitativa para los palestinos -

Estas cajas no son lucrativas. Gestionan sus propias clínicas y emplean a sus propios médicos. Han puesto en marcha estrategias de sensibilización a favor de la vacunación adaptadas a cada componente de la sociedad, tomando contacto, por ejemplo, con los rabinos que influyen en los judíos ultraortodoxos (12% de la población).

"Si los rabinos aprueban, entonces no me hago ninguna pregunta", lanza Simcha Barlow, un judío ultraortodoxo que se encuentra en Bnei Brak, cerca de Tel Aviv.

Los árabes israelíes (20% de la población) se muestran más escépticos respecto a una vacuna "que no conocen" y por lo tanto menos inclinados a vacunarse, según Rosenberg.

En Jerusalén oriental, zona palestina de la ciudad ocupada y anexada por Israel, los habitantes parecían "poco interesados en la vacunación" debido a la desinformación en las redes sociales, explica el doctor Ali al Jibrini. "Pero el número de personas que se vacunan aumenta, ha habido una especie de despertar", constata.

Las organizaciones de derechos humanos han pedido a Israel que garantice el suministro de vacunas a los territorios palestinos, en su calidad de "potencia ocupante".

Amnistía Internacional estimó recientemente que Israel, que ocupa Cisjordania desde 1967 e impone un bloqueo sobre la Franja de Gaza desde hace más de diez años, debe "actuar de inmediato para garantizar que se suministren vacunas de manera equitativa a los palestinos".

La autoridad palestina no indicó oficialmente si había solicitado ayuda a Israel, pero el lunes anunció que había firmado contratos de suministro de dosis con cuatro laboratorios extranjeros.

Para Nadav Davidovitch, director de la escuela de Salud Pública de la universidad Ben Gurion de Beersheva, facilitar el acceso de los palestinos a las vacunas no es sólo una decisión "moral", sino que redunda en el propio interés de Israel.

bs-jjm/cgo/alv/feb/mab/zm/eg