Más de un centenar de piezas enseñan al Cajal científico, humanista y artista

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 19 nov (EFE).- Santiago Ramón y Cajal es reconocido como padre de la neurociencia moderna, pero también dibujó, fue docente, humanista y artista. Ahora, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) exhibe parte de su legado en una exposición con dibujos del nobel, su primer diario de laboratorio y objetos personales.

La muestra, con más de un centenar de piezas, se ha inaugurado este jueves en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), durará un año -prorrogable- y recorre la vida de este neurocientífico al que la pregunta sobre cómo viaja un impulso neuronal a través del cerebro le marcó la vida y toda su obra.

La idea de que las neuronas eran células independientes y que el aprendizaje o nuestros recuerdos se producen como consecuencia de la transmisión nerviosa a través de los huecos, o sinapsis, existentes entre una célula y otra, revolucionó el mundo de la ciencia.

Sin embargo, la imposibilidad inicial de demostrar su teoría con recursos técnicos hizo relucir las múltiples facetas del padre de la neurociencia moderna: fotógrafo, pintor, docente, humanista y artista, recuerda una nota del CSIC, que precisamente ha tratado de recopilar todas estas caras del nobel, con una selección de más de un centenar de piezas entre las conservadas en el Legado Cajal.

Así, el visitante podrá contemplar óleos, fotografías, dibujos, material de laboratorio, instrumentos y cuadernos científicos, así como premios y distinciones. Pero también objetos como sus gafas, su pasaporte, una navaja de barbero o el birrete de doctor en Medicina.

Entre las diferentes piezas destaca su primer diario de laboratorio, donde aparecen sus primeros dibujos de células nerviosas, que se han expuesto en escasas ocasiones.

La exposición, realizada en colaboración con el Instituto Cajal del CSIC, cuenta con 120 metros cuadrados en una de las salas del MNCN, y se completa con objetos procedentes de los archivos científicos de los herederos de sus principales discípulos, que representan la flor y nata de la Escuela Histológica Española, creada por Cajal.

Además, la muestra cuenta con la reproducción en 3D de su retrato, con la réplica en relieve de uno de sus dibujos de neuronas y con el diseño de dos talleres dirigidos al público infantil y juvenil.

"El Instituto Cajal está orgulloso de la realización de esta exposición y desea que constituya una pequeña muestra de lo que podría ser en un futuro cercano un museo monográfico dedicado a Santiago Ramón y Cajal y la Escuela Histológica Española", señala Juan Andrés de Carlos, investigador del CSIC y responsable del Legado Cajal.

"Los 12 dibujos histológicos que se exponen constituyen una pequeña, pero valiosa selección de los cerca de los 2.000 que se conservan en el Legado Cajal. Se han seleccionado para mostrar cómo un solo dibujo puede proporcionar muchísima información neuroanatómica a una persona con ciertos conocimientos en la materia", indica De Carlos.

El museo Cajal es una vieja promesa que aún no se ha consolidado. Se llegó a hablar del Colegio de Médicos de Madrid, donde el nobel dio clases, como sede, pero ahora mismo no hay cerrada una.

Los impulsores de esta exposición y responsables del Legado esperan que la muestra sirva para lanzar definitivamente este museo, aunque reconocen que llevan tiempo esperando: "hasta que no lo vea, no me lo creo", resume a Efe De Carlos.

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha inaugurado la muestra junto a la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, y el director del MNCN, Santiago Merino.

Duque ha señalado que todo sería poco desde la ciencia para homenajear a Cajal y ha mencionado que, seguramente, se necesitaría el aeropuerto de Barajas para hacer el homenaje merecido.

Pero esta exposición es importante e inspirará a las nuevas generaciones, ha agregado Duque, quien ha apuntado que el Legado y los familiares de Cajal cuentan con el apoyo de su Ministerio para dar un mayor impulso a la figura de este neurocientífico.

(c) Agencia EFE