Más de un centenar de miembros de la Iglesia alemana, incluidos sacerdotes, salen del armario

·2 min de lectura
El cardenal alemán Reinhard Marx se seca el sudor durante una misa (Photo: Adam Berry via Getty Images)
El cardenal alemán Reinhard Marx se seca el sudor durante una misa (Photo: Adam Berry via Getty Images)

Anuncio histórico para la Iglesia católica. Un total de 125 miembros eclesiásticos de Alemania, incluidos sacerdotes, profesores y administradores han declarado abiertamente su homosexualidad y han clamado por el fin de la discriminación hacia las personas LGBTIQ+.

Así lo demandan en el marco de una iniciativa denominada #OutInChurch que aboga por “una Iglesia sin miedo” de manera que estas personas puedan vivir y trabajar abiertamente como personas LGBTIQ+ en la Iglesia. Este movimiento ha tomado mucha fuerza en las redes sociales, donde se multiplican los mensajes de apoyo.

“Una vida abierta en consonancia con la orientación sexual y la identidad de género propias, también en pareja o como parte de un matrimonio civil, no puede ser evaluada como una deslealtad o un motivo de despido”, reclama la iniciativa. “Una iglesia que reclama a Jesús y su mensaje debe actuar con decisión contra cualquier forma de discriminación y fomentar una cultura de la diversidad”, prosiguen los 125 religiosos.

Critican las “declaraciones anticuadas” en la doctrina eclesiástica

Su anuncio busca un cambio en la legislación laboral de la Iglesia para que la orientación sexual y la identidad de género dejen de ser motivo de despido. Además, piden que se eliminen de la enseñanza eclesiástica las declaraciones “difamatorias sobre el género y la sexualidad” y se defienda “el pleno acceso a todos los campos de actividad y ocupación en la Iglesia sin discriminación”.

Las “declaraciones anticuadas de la doctrina de la Iglesia” sobre la sexualidad y el género deben ser revisadas “sobre la base de los hallazgos teológicos y científico-humanos”, reclaman.

El movimiento OutInChurch llama a todas las personas LGBTIQ+ que trabajan a tiempo completo o de forma voluntaria para la Iglesia católica a que se unan a la iniciativa, e insta a los obispos a que declaren públicamente su apoyo a la iniciativa.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente