Varias celebraciones de Año Nuevo silenciadas por Ómicron; el mundo espera un mejor 2022

·4 min de lectura

Desde Oceanía hasta América Latina, decenas de países cancelaron los festejos masivos de Año Nuevo, por segunda ocasión consecutiva tras el repunte de la pandemia del Covid-19. Sin embargo, algunas naciones como Estados Unidos y Sudáfrica consideran que lo peor de la reciente ola de contagios ya pasó, por lo que levantan restricciones.

La pandemia del Covid-19 vuelve a estropear las celebraciones de Año Nuevo en gran parte del planeta.

El mundo se prepara para recibir el 2022, mientras en muchos lugares fueron canceladas las ceremonias por segundo año consecutivo por cuenta de la pandemia, y específicamente por una mayor aceleración de contagios con la variante Ómicron.

Si bien Australia inauguró la celebración mundial con su habitual espectáculo de pirotecnia reflejado en el puerto debajo de la Ópera de Sydney, en muchos otros países es diferente.

El inicio del nuevo periodo comenzó su carrera anual de Este a Oeste también con el silencio de la capital de la vecina Nueva Zelanda, Auckland, que suspendió su show oficial de fuegos artificiales.

Asimismo, las tradicionales presentaciones de juegos pirotécnicos se apagan en monumentos icónicos como el Arco del Triunfo en París, el Big Ben de Londres y las Torres Petronas de Kuala Lumpur.

Algunas comunidades de España cancelaron los festejos masivos y cerraron los clubes nocturnos, entre otras medidas.

En Nueva York, la bola dorada caerá en Times Square, pero con un aforo menor del que fue observado durante décadas. Quienes asistan deberán mantener sus mascarillas y presentar certificados de vacunación al ingreso.

En América Latina también impera el temor por el avance de los contagios, por lo que en naciones como Brasil las autoridades tomaron medidas a nivel estatal y municipal.

Al menos 17 capitales brasileñas suspendieron sus fiestas oficiales de Fin de Año, entre ellas Brasilia, Fortaleza, Porto Alegre, Río de Janeiro, Salvador y Sao Paulo.

En ciudad de México, el Gobierno local pospuso el concierto de Año Nuevo, tras un aumento de casos del virus.

En India, millones de personas se prepararon para recibir el nuevo año desde sus hogares, con toques de queda nocturnos y otras restricciones que alejan la efervescencia de las celebraciones en grandes ciudades como Nueva Delhi y Mumbai.

Los templos populares en las ciudades del este de China de Nanjing, Hangzhou y otras ciudades importantes cancelaron las tradicionales ceremonias de "toque de campana de la suerte" de la víspera de Año Nuevo y pidieron al público que se mantenga alejado.

Un Año Nuevo marcado por el aumento de contagios en distintos países

Alemania cierra el 2021 con una incidencia de diagnósticos positivos al alza: 214,9 contagios por cada 100.000 habitantes, en el promedio semanal, según informó el Instituto Robert Koch (RKI) este viernes 31 de diciembre.

En Francia, las autoridades confirmaron que Ómicron es la variante dominante. Con más de 200.000 casos diarios, esta semana el país marcó récords de contagios de cualquier país de Europa, desde inicios de la pandemia.

España, en la víspera del 31 de diciembre, registró un nuevo máximo de contagios, con 161.688 casos positivos en 24 horas.

Es decir, que en el territorio español aumenta la incidencia hasta los 1.775 contagios por cada 100.000 habitantes en 14 días, según los últimos datos oficiales.

En Estados Unidos, Florida se aproximó al cierre de año con otro récord diario de 58.013 casos más, el 30 de diciembre.

India reportó16.764 nuevas infecciones en las últimas 24 horas, incluidos 1.200 solo de la variante Ómicron, con lo que empezó a revertir la curva de la recuperación.

Y horas antes de que comenzaran las celebraciones, las autoridades sanitarias australianas informaron un récord de 32.000 nuevos casos de virus, muchos de ellos en Sídney.

Estados Unidos y Sudáfrica revierten restricciones

En medio de este panorama y en contraposición, los gobiernos de Estados Unidos y Sudáfrica informaron que lo peor de la reciente ola de la pandemia ya ha pasado, por lo que empiezan a levantar restricciones.

Desde este 31 de diciembre entra en vigor la orden firmada por el presidente Joe Biden el pasado 28 de diciembre con la que retira el veto de viaje con ocho países de África.

La medida había sido interpuesta el pasado 26 de noviembre, por Ómicron, detectada inicialmente en Sudáfrica.

Sin embargo, el mandatario estadounidense explicó que el peligro ahora es menor de lo que se consideró inicialmente, por lo que no será necesaria la drástica decisión que en su momento despertó reclamos del Gobierno sudafricano.

"Los expertos científicos han concluido que las personas vacunadas contra el Covid-19 están protegidas contra las formas graves" de la enfermedad, destacó Biden.

Entretanto, Sudáfrica retiró el toque de queda nocturno con efecto inmediato, tras indicar que el país ya ha pasado el pico de su cuarta ola del nuevo coronavirus impulsada por la última variante detectada.

Entre el endurecimiento de restricciones, las campañas de vacunación con terceras y hasta cuartas dosis, y la preparación para adaptar la vacuna anticovid de Pfizer/BioNTech para que proteja específicamente contra Ómicron, muchos tienen la esperanza de un mejor 2022.

Con Reuters, AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente