Un celador "votante de derechas" muestra su hartazgo con el plan de urgencias de Ayuso: "Es una vergüenza"

Un centro de salud con carteles en el que critican el nuevo plan de urgencias del Gobierno de Ayuso. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Un centro de salud con carteles en el que critican el nuevo plan de urgencias del Gobierno de Ayuso. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Un centro de salud con carteles en el que critican el nuevo plan de urgencias del Gobierno de Ayuso. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Un celador que asegura ser “votante de derechas” ha criticado duramente la gestión que está haciendo el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso con su nuevo plan de urgencias y ha relatado la situación que está viviendo desde el pasado 27 de octubre.

Fernando es sanitario y ha decidido compartir un vídeo que se ha hecho viral en redes sociales en el que relata que él estaba trabajando como celador en el centro de salud de Torrelaguna hasta que recibió un correo electrónico.

“El día 27 (de octubre) me movilizaron a través de un e-mail a la 1 de la mañana para decirme que ya no trabajaba en Torrelaguna, que quedaba adscrito al Punto de Atención Continuada (PAC) de Tres Cantos”, ha iniciado.

El trabajador cuenta que el día 31 de octubre hicieron la primera guardia y pese a que se presentó el equipo completo, “enfermera, médico y celador”,  tras una hora y media con el centro de urgencias abierto, hablaron con la doctora para que se fuera a otro centro, el de Buitrago.

“Nos dejaron el PAC de Tres Cantos sin médico y, bueno, así pasamos toda la guardia. Hoy a las 11 de la mañana me han llamado a mí. Me han dicho que ya no podía ir al de Tres Cantos que quedaba cerrado y que viniera al de Buitrago de Lozoya”, ha explicado.

El celador ha denunciado que este nuevo centro se encuentra “a 110 kilómetros de mi casa” y, aunque ha intentado pedir explicaciones no ha recibido ninguna. “Me han dicho que esto era lo que había”, ha señalado.

Tras ello, el sanitario ha tratado de desmontar lo que está diciendo el Gobierno regional de que se trata de “un boicot de los sanitarios al sistema de salud”. “Esa es una mentira absoluta. Yo, por ejemplo, no soy votante de la izquierda, soy votante de derechas y esto es una puta vergüenza”.

“Estamos aguantando sin darnos de baja, con situaciones personales muy jodidas y se nos está tratando como a basura. Así de claro”, ha sentenciado el trabajador.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR