Sus compañeros le donan sus horas libres tras enviudar para que esté con sus hijos

·3 min de lectura

El gesto de solidaridad de los compañeros de trabajo de Andrea Leoni, residente en Donà di Piave (Italia), ha supuesto todo un alivio para este padre de dos niños de 11 y 13 años que acaba de perder a su esposa y al que no le quedaban días libres. Ahora, podrá disfrutar de casi un mes sin renunciar a su sueldo para poder estar con sus hijos y afrontar juntos unos momentos muy duros para la familia, como recoge Il Messaggero.

Había consumido ya todas sus horas libres para ocuparse de su esposa enferma y sus hijos. (Foto: Getty Images)
Había consumido ya todas sus horas libres para ocuparse de su esposa enferma y sus hijos. (Foto: Getty Images)

La historia de Andrea y su mujer, Chiara Batacchi, conmueve a quien la descubre. Ella, enferma de cáncer, falleció hace solo unos días a los 47 años de edad. Él recurrió a sus días libres y de vacaciones en el trabajo para poder estar con ella, acompañarla y ocuparse de sus dos hijos. Sin embargo, ahora que ha fallecido su mujer, no le quedan más permisos que consumir y se ha encontrado con que no podía ocuparse de los niños como querría.

Una preocupación que se ha disipado rápidamente gracias a la solidaridad de sus compañeros. “Sé que a las cinco de la tarde se abrió un canal de Telegram y a la mañana siguiente, a las nueve, ya se habían cumplido las horas necesarias”, explicaba a Il giornale di Vicenza. Lo que ha sucedido es que desde Veritas, la empresa de recogida de residuos para la que trabaja Andrea, lanzó la propuesta entre su plantilla de que los trabajadores donasen horas libres propias para cedérselas a él. La propuesta fue un éxito y en poco tiempo se llegó a 270 horas.

Él beneficiado de este generoso gesto explica que este número de horas equivale más o menos a un mes de ausentarse de su puesto de trabajo. “Me había quedado sin horas y debería haberme ido de vacaciones, pero sin sueldo. Su gesto me está ayudando mucho”, reconocía. Y es que, agotados todos los días libres que le correspondían, ya solo le quedaba cogerse un mes sin empleo y sueldo.

No tendrá que hacerlo y podrá seguir cobrando su salario mientras se ocupa de sus hijos y pasan juntos estos momentos tan complicados. “No me lo esperaba, pero gracias a ellos podré tener tiempo para estar con mis hijos y procesar lo que pasó”, reconoce agradecido.

De su esposa ha recordado en sus declaraciones a los medios que “siempre tenía los ojos sonrientes y hasta el último momento ha pensado en los niños”. La noticia de la tragedia y la solidaridad de los compañeros de Andrea con él y con sus hijos ha generado gran cantidad de mensajes positivos en redes sociales.

Como respuesta a la noticia compartida por la agencia Ansa en su perfil en Twitter se pueden ver algunos de ellos. “De vez en cuando una noticia que te hace feliz”, se puede leer en uno de esos comentarios. “Estas son las cosas buenas… la solidaridad también existe… buenos compañeros. Me emocionaron”, agradece otro.

EN VÍDEO | Un tromba de agua arrasa en dos horas el centro de Italia, con 10 muertos