La CE y Reino Unido presentan sus posturas sobre Gibraltar en un primer contacto

·4 min de lectura

Bruselas, 12 oct (EFE).- La Comisión Europea (CE) y el Reino Unido concluyeron este martes en Bruselas la primera ronda de negociaciones sobre la situación de Gibraltar tras el Brexit, en la que se limitaron a presentar sus posturas iniciales para el diálogo del que deberá salir un acuerdo sobre el Peñón.

Fuentes comunitarias indicaron que en esas conversaciones, que comenzaron el lunes y finalizaron hoy, Londres y Bruselas expusieron sus posiciones para la negociación y acordaron volver a reunirse.

De hecho, ya están programadas dos rondas negociadoras más en noviembre y una en diciembre.

Como sucedió durante la negociación del acuerdo sobre la relación tras el Brexit el año pasado, las rondas se celebrarán de manera alternativa en Bruselas y Londres.

Las fuentes recalcaron que lo sucedido estos dos días es "lo normal" a la hora de iniciar las conversaciones e insistieron en que Londres y Bruselas se limitaron a comunicar a la otra parte su mandato negociador.

Añadieron que hoy ni siquiera estuvo implicado el vicepresidente de la CE para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, quien lidera el equipo comunitario.

Si bien solo hay programadas tandas de diálogo hasta diciembre, las fuentes prevén que las negociaciones continúen durante 2022.

Por su parte, un portavoz del Gobierno británico calificó las discusiones de "constructivas" y aseguró que el Reino Unido "se mantiene firme en su apoyo a Gibraltar y no comprometerá la soberanía".

Gibraltar no está incluido en el pacto comercial que Londres y Bruselas lograron a finales de 2020, por lo que se necesita un convenio separado.

España y el Reino Unido ya alcanzaron en la Nochevieja de 2020 un principio de acuerdo, pero está pendiente del tratado que puedan conseguir la CE y el Gobierno británico.

Por ese motivo, en julio el Ejecutivo comunitario presentó su propuesta de directrices para la negociación, que los Estados miembros adoptaron de manera definitiva el martes pasado, después de analizarla e introducir ciertas modificaciones.

Tras publicarse la propuesta de la CE para el mandato negociador sobre el Peñón en verano, Gibraltar manifestó su oposición porque el documento dejaba el control de sus fronteras en el puerto y el aeropuerto en manos de España y no de agentes europeos de Frontex, como se determinó en el principio de acuerdo alcanzado el 31 de diciembre.

El proyecto del Ejecutivo comunitario no mencionaba a Frontex, pero el comunicado que Bruselas divulgó cuando publicó en julio su propuesta precisaba que en circunstancias en las que sea necesario un mayor apoyo técnico y operativo, cualquier Estado miembro, incluido España, podrá solicitar la asistencia de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas.

La versión definitiva de las directrices negociadoras adoptada por los Estados miembros reitera que el control de las fronteras en el aeropuerto y puerto de Gibraltar lo hará España, pero también indica que ese país "ha expresado su intención de solicitar la asistencia de Frontex" durante los primeros cuatro años en los que se aplique el pacto.

La presidenta del grupo socialdemócrata en la Eurocámara, la española Iratxe García, reconoce a Efe que las conversaciones sobre el Peñón son "complicadas" porque "afectan al futuro de Gibraltar, pero también al de los casi 10.000 españoles que trabajan en la colonia británica".

Añade que si el primer ministro británico, Boris Johnson, "desea que los residentes en el Peñón puedan circular libremente por los 26 países europeos del tratado de Schengen y que sus productos se beneficien de la unión aduanera", tiene que "aceptar que Frontex y España asuman la responsabilidad sobre el control de personas y mercancías en el puerto y aeropuerto gibraltareños".

Ese hecho, añade, "a su vez conllevaría la demolición de La Verja y que los ciudadanos británicos y de terceros países que quieran acceder a la colonia necesiten un visado expedido por las autoridades españolas".

García no descarta un acuerdo "antes de final de año" y pide no permitir que la negociación sobre Gibraltar "acabe condicionada" por la del protocolo norirlandés, "sin duda mucho más compleja".

La Comisión presentará mañana medidas para hacer frente a los problemas relacionados con la aplicación del protocolo que abarcarán los ámbitos de las reglas sanitarias y fitosanitarias, las aduanas, los medicamentos y la participación de las instituciones políticas, empresas y sociedad civil norirlandesas en los procesos del protocolo.

El eurodiputado del PP y exministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, no espera que la cuestión norirlandesa influya en las negociaciones del Peñón porque "el Gobierno que tenía que defender los intereses de España ha renunciado a todos", dice a Efe, mientras que Gibraltar, en su opinión, no ha realizado concesiones. Por ese motivo, también espera una negociación "exprés".

Se muestra convencido de que finalmente no habrá funcionarios españoles en el puerto y aeropuerto del Peñón, sino que solo se desplegarán los de Frontex y Gibraltar.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente