CCOO pide que los problemas del transporte se aborden en una mesa tripartita

·3 min de lectura

Madrid, 23 nov (EFE).- CCOO ha anunciado este martes que irá a la movilización si Gobierno y empresarios no se sientan a negociar con la parte social los problemas del sector de transporte de mercancías por carretera que, a su juicio, son principalmente laborales y consecuencia de las prácticas empresariales de las últimas décadas.

Por ello, "es inviable secundar una movilización con los responsables de esta situación y sus recetas", ha explicado el sindicato en referencia al paro patronal anunciado por el departamento de Mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) para los próximos días 20 a 22 de diciembre.

CCOO ha insistido, en un comunicado, en que, pese al fracaso de la patronal, intentando arrastrar a sindicatos y conductores en sus movilizaciones frente al Gobierno, "es urgente y necesario dignificar el sector" y abordar sus problemas sociales en una mesa social tripartita.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha iniciado estos días un diálogo con la patronal del transporte de mercancías por carretera para buscar soluciones a las cuestiones que más le preocupan y evitar que se lleve a cabo el cese de actividad a las puertas de Navidad.

"Si el Gobierno progresista piensa que la situación del sector se resuelve únicamente abaratando combustibles y rebajando impuestos a las empresas, no nos queda más remedio que prepararnos para una movilización", ha advertido la organización sindical.

Entre los principales problemas que deben abordarse en una mesa social de forma urgente, ya que requieren negociación con las empresas e implicación de la administración, se encuentra la recuperación salarial, el cumplimiento de los convenios colectivos y la lucha contra el fraude a la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria, ha detallado CCOO.

El trabajo que se ofrece en el sector "está peor pagado que hace 30 años" y el precio por hora (desde que un conductor coge el camión hasta que lo deja) ronda el valor del salario mínimo interprofesional, ya que la jornada laboral real no es de 8 horas al día, sino de más de 12, ha denunciado CCOO.

Las empresas "solo quieren pagar el tiempo exclusivo de conducción y a un precio preestablecido por kilómetro o por viaje, por lo que no se abonan los tiempos de espera ni las horas extraordinarias", ha lamentado el sindicato.

Además, al conductor no se le cotiza a la Seguridad Social como marca la legislación, porque parte de su retribución variable "se camufla en dietas que no cotizan, minorando su base de cotización para desempleo, bajas o jubilación".

Es necesario, a su juicio, aumentar los recursos de la Inspección de Trabajo para perseguir el fraude, ya que actualmente carece incluso de personal capacitado para analizar la jornada de trabajo que queda reflejada en el tacógrafo.

El sindicato ve necesario vigilar los tiempos de conducción y descanso por parte de las autoridades, dada la presión que sufren los conductores para recorrer mayores distancias, "manipulando incorrectamente el tacógrafo con el consecuente riesgo para su seguridad y la de terceros".

En cuanto al problema de falta de relevo generacional, en opinión de CCOO, la administración debe facilitar la obtención de permisos de conducir a personal desempleado con recursos de la formación para el empleo y "debe dignificarse la profesión para que resulte atractiva para la población joven".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente