Cazas de España participan en un ejercicio de la defensa aérea de la OTAN en Rumanía

Bruselas, 23 nov (EFE).- Aviones de combate de España, junto a otros de Francia, Turquía y Estados Unidos, participaron hoy en un ejercicio de la OTAN en Rumanía consistente en repeler un ataque aéreo simulado.

“Ejercicios como este garantizan que las fuerzas de la OTAN pueden operar juntas y permanecer listas para responder a cualquier amenaza desde cualquier dirección”, indicó la portavoz de la Alianza, Oana Lungescu, en un comunicado.

Lungescu afirmó que, “en respuesta a la guerra de Rusia contra Ucrania”, la OTAN sigue reforzando nuestra disuasión y nuestras defensas en la parte oriental de la Alianza.

"Esto incluye un aumento significativo de nuestras defensas aéreas con más cazas y aviones de vigilancia en patrulla, más defensas aéreas en tierra y buques con capacidad de defensa aérea en el mar”, apuntó.

La OTAN explicó que las maniobras rutinarias de este miércoles consistieron en probar el sistema francés de defensa aérea y antimisiles de superficie MAMBA, que tuvo que repeler un ataque aéreo simulado por cazas aliados.

MAMBA fue desplegado en Rumanía en mayo de 2022 y, desde entonces, ha contribuido al Sistema Integrado de Defensa Antiaérea y Antimisiles de la OTAN.

En el ejercicio participaron los Eurofighters españoles desplegados actualmente en Bulgaria en una misión aliada, así como F-16 de Turquía, aviones E/A 18G Growler de Estados Unidos y los cazas Rafale franceses que vuelan desde el portaaviones Charles de Gaulle.

MAMBA es un sistema antimisiles diseñado para proteger el campo de batalla y lugares sensibles, como aeropuertos y puertos marítimos, contra misiles de crucero, aviones tripulados y no tripulados y misiles balísticos tácticos, indicó la organización.

El general Christoph Pliet, jefe adjunto de Operaciones del Mando Aéreo Aliado, destacó que sistemas como el MAMBA francés son “una parte fundamental” del Sistema Integrado de Defensa Antiaérea y Antimisiles de la OTAN.

“Simulacros y entrenamientos constantes como éste garantizan que las tripulaciones estén preparadas para detectar y, en caso necesario, responder” a amenazas aéreas y de misiles en su zona de operaciones defensiva, declaró.

El Sistema Integrado de Defensa Antiaérea y Antimisiles de la OTAN vigila y protege continuamente el espacio aéreo aliado, tanto en tiempos de paz como de crisis o conflicto.

Además del sistema francés MAMBA en Rumanía, la OTAN ha desplegado misiles Patriot alemanes en Eslovaquia y estadounidenses en Polonia y una unidad de defensa aérea tipo NASAMS (Sistema de Misiles Superficie-Aire Avanzado Noruego) de España en Letonia, en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

(c) Agencia EFE