Cavendish gana su 32ª etapa en el Tour y se acerca al récord de Merckx

·3 min de lectura

El ciclista británico Mark Cavendish ganó este jueves la sexta etapa del Tour de Francia, disputada entre Tours y Châteauroux, mientras que el neerlandés Mathieu Van der Poel conservó el maillot amarillo de líder de la general.

Se trata de la 32ª victoria de etapa de Cavendish en el Tour de Francia, la segunda en la edición de este año. Se encuentra así ahora a apenas dos victorias del récord de 34 del belga Eddy Merckx.

Cavendish (Deceuninck) superó al belga Jasper Philipsen (Alpecin) y el francés Nacer Bouhanni (Arkea), segundo y tercero en la meta del día.

Van der Poel sigue de amarillo, con ocho segundos de ventaja sobre el segundo, el esloveno Tadej Pogacar, campeón del Tour en 2020 y que el miércoles ganó la primera contarreloj.

Este jueves, 'VDP' asumió un papel secundario intentando ayudar a sus compañeros Philipsen y Tim Mercier en el esprint final.

"Hice lo que pude, pero creo que perdieron mi rueda. Pudimos volver a situarnos, pero no fue suficiente", lamentó el neerlandés.

"Cavendish es simplemente el más rápido en este momento", constató Van der Poel.

Pogacar se mostró tranquilo y satisfecho con esta jornada, tras su esfuerzo del miércoles en la contrarreloj.

"Hasta el final hemos ido rápido, no ha sido un día fácil. Yo me sentía bien, sobre todo tras mi victoria de ayer. El calor no me ha molestado. Estoy con confianza y estoy saboreando cada día", afirmó la estrella eslovena.

- Escapada sin premio -

La etapa de este jueves estuvo animada por el campeón olímpico, el belga Greg Van Avermaet, que atacó en el inicio. Fue acompañado en su aventura por varios corredores sólidos (Asgreen, Politt, De Gendt, Kragh Andersen y Skujins, principalmente), lo que motivó la persecución de los que venían por detrás.

El único del grupo en insistir, Van Avermaet, se vio acompañado en el kilómetro 40 por el alemán Roger Kluge, para una escapada a dos. Pero obtuvieron un margen reducido, del orden de un máximo de minuto y medio, respecto a un pelotón conducido por los compañeros de equipos de Cavendish y Van der Poel.

En esta última ocasión para los velocistas antes de los Alpes, la escapada parecía condenada, pero Van Avermaet y Kluge forzaron la máquina y resistieron hasta los últimos 2.500 metros.

El campeón del mundo, el francés Julian Alaphilippe, abordó en cabeza la larga y ancha (1.600 m) recta final. Van der Poel actuó como apoyo para Philipsen. Pero fue Cavendish, que modificó ligeramente su trayectoria en el esprint, el que salió victorioso en esta etapa.

Preguntado sobre el récord de Merckx, el corredor de la isla de Man respondió: "No quiero pensar en eso. Quiero ganar etapa a etapa. Si puedo ganar otras, lo haré".

El patrón del Deceuninck, Patrick Lefevere, destacó lo bien que ha comenzado el Tour para su formación, con las dos victorias de etapa de Cavendish y la de Alaphilippe en la primera etapa.

"Es increíble, es una historia que no termina. En seis etapas hemos ganado tres", celebró.

El esloveno Peter Sagan tuvo que conformarse con un quinto puesto este jueves.

"Fue un esprint muy rápido. Me duele todavía un poco la rodilla, pero una vez más he dado el máximo. Es algo bueno que no hayamos tenido ninguna caída y que todos estemos sanos y salvos", afirmó.

El viernes se disputará la séptima etapa, la más larga de esta edición (249,1 km), entre Vierzon y Le Creusot.

jm/dr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente