Catorce años después por fin queda claro el final de 'Los Soprano'

·2 min de lectura
El actor James Gandolfini, protagonista de 'Los Soprano'. (Photo: Anthony Neste via Getty Images)
El actor James Gandolfini, protagonista de 'Los Soprano'. (Photo: Anthony Neste via Getty Images)

* ¡Atención! Si aún no has visto el final de Los Soprano, ten en cuenta que a continuación puedes encontrarte algunos ‘spoilers’.

El diez de junio de 2007 se emitió el último capítulo deLos Soprano,una de las series más exitosas de la historia de televisión, por espectadores y por crítica. Y este final no pasó desapercibido: mientras que para unos los últimos segundos de la serie sobre la mafia italiana en EEUU la elevaban a obra maestra, para otros fueron una tomadura de pelo que dejaban en el aire un gran interrogante: ¿muere Tony Soprano o no?

Recordemos que la última escena del capítulo 86, titulado Made in America, se desarrolla durante una cena de la familia en un restaurante típico de New Jersey. En un ambiente de calma tensa, el protagonista degusta un plato de aros de cebolla junto a su mujer y su hijo. A su alrededor, sospechosas miradas de un tipo apoyado en la barra, la entrada de dos hombres de rara apariencia y el ir y venir de algunos coches a las puertas del restaurante hacen al espectador temer lo peor hasta que... el actor protagonista, James Gandolfini, levanta su cabeza, mira a la cámara y la pantalla funde a negro. Fin.

Catorce años después, el creador de la serie David Chase aclara algunos de los misterios y preguntas que rodean a ese mítico final. En una entrevista concedida a la revista The Hollywood Reporter, Chase se ha sincerado sobre el significado de esos segundos en negro que desconcertaron a miles de personas en el mundo, confirmando que, efectivamente, Tony Soprano muere asesinado. “No tenía idea de que causaría tanto alboroto”, confiesa y asegura que la polémica que rodeó al final llegó a enfadarle especialmente. “Lo que era molesto era cuánta gente quería ver a Tony asesinado. Querían verlo caer boca abajo sobre los lingüini”, explicaba el creador. “Dios, seguiste a este tipo durante siete años y sé que es un criminal. Pero no me digas que no lo amas de alguna manera, no me digas que no estás de su lado de alguna manera. ¿Y ahora quieres verlo asesinado?”, lamentaba.

Durante la entrevista, Chase también confesó que ese no era el final que había pensado: “La escena que tenía en mi mente no era esa. Tampoco pensé en cortar a negro”. Explicó entonces que la idea la tuvo unos dos años antes del final cuando descubrió un pequeño restaurante en Ocean Park Boulevard y pensó que Tony debería morir en un lugar como ese.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente