Cathay Pacific pide a su plantilla dejar de trabajar 3 semanas por el virus

Pekín, 5 feb (EFE).- La aerolínea Cathay Pacific, de bandera de Hong Kong, ha pedido a toda su plantilla, compuesta por 27.000 empleados, que cojan tres semanas de permiso no remunerado debido al impacto que puede tener en el "negocio" la situación por el brote coronavirus, informa hoy el diario hongkonés South China Morning Post.

Según esta información, el consejero delegado de la empresa, Augustus Tang Kin-wing, envió un mensaje en vídeo en el que asegura que Cathay Pacific se enfrenta a una situación "igual de grave" que la generada por la crisis financiera de 2008.

"Os pido a todos y cada uno de vosotros que ayudéis", reclama Tang en su mensaje. "Proteger nuestra liquidez es clave para proteger nuestro negocio".

"No sabemos cuánto va a durar", indicó el directivo, que reconoció una "gran bajada" en el número de visitantes que pasan por Hong Kong, por la China continental y por otros países en los que opera la aerolínea.

Según fuentes próximas a la plantilla citada por el rotativo hongkonés, la directiva de Cathay habría "recomendado encarecidamente" que los empleados tomasen el período sugerido de permiso, o en caso contrario, se vería obligada a considerar el número de trabajadores.

La propuesta de la directiva de Cathay es que todo el personal, incluidos los jefes, tomen tres semanas de baja voluntaria entre marzo y junio.

La última vez que la aerolínea de la excolonia británica tomó este tipo de medidas fue en 2009.

El golpe ha sido doble para la aerolínea, ya que el período del Año Nuevo lunar suele significar grandes beneficios, pero debido a la caída de los viajes por las medidas para tratar de contener la epidemia, esta época festiva ha sido "una de las más difíciles" a las que se ha enfrentado Cathay, afirmó Tang.

Esta medida se une a la decisión de recortar en un 30 % los vuelos al resto del mundo y en un 90 % los trayectos a la China continental durante los próximos dos meses, algo que no hacía desde la epidemia del síndrome respiratorio agudo y grave (SARS) de 2002-2003.

(c) Agencia EFE